Cómo utilizar su aspecto para proyectar confianza o éxito: la clave está en 'haz como sí'

Por Yago Gantes | 13/07/2017 - 9:28

La imagen que proyecta un trabajador en el ámbito laboral puede ser determinante en su desarrollo profesional. Recopilar información sobre lo que el grupo opina de uno mismo y saber lo que se quiere proyectar sobre este grupo puede ser un ejercicio interesante para conseguir objetivos personales y profesionales. La firma Josep Pons, especializada en realizar asesorías de imagen o coaching, explica a Evasión algunas claves sobre la importancia de la imagen, como utilizarla para proyectar determinadas aptitudes o incluso como puede ayudar para conseguir esas aptitudes.

¿Cuánto de importante puede ser la imagen en el ámbito laboral?

La imagen en el ámbito laboral debería ser la unión entre nuestra personalidad y los códigos de imagen de la empresa para la que trabajamos. Toda empresa tiene un estilo definido implícita o explícitamente, si queremos estar en armonía con nuestro entorno debemos respetar dicho estilo pero siempre proyectando nuestra personalidad. La imagen que los demás -ya sea compañeros de trabajo o clientes- perciben debería ser la unión entre la empresa y la nuestra.

¿Se puede proyectar con nuestra imagen algún rasgo de carácter que no tenemos, por ejemplo la confianza en uno mismo?

En coaching hay una herramienta que puede ayudarnos a proyectar la confianza que no tenemos, es el 'haz como si'. Si nuestro lenguaje verbal y no verbal 'hace como si' tuviéramos confianza, y si lo hacemos bien, podemos llegar a proyectar esta característica. Pero no deja de ser una interpretación. Si queremos realmente sentir confianza en nosotros mismos, a través de un proceso de coaching, lo podemos conseguir. De este modo proyectaríamos una imagen más auténtica. Trabajando esta característica desde dentro hacia fuera.

¿Proyectar rasgos que no se tienen ayuda a que finalmente se consigan?

Hay estudios que demuestran que esto es posible. Mi experiencia como coach es que no es necesario 'hacer ver' para finalmente convertirnos en la persona que queremos ser. Si hacemos un buen trabajo de Coaching en el que trabajemos creencias, diálogo interno y valores, se puede conseguir este objetivo de una forma más sólida y enriquecedora a nivel personal.

¿La imagen de uno mismo es importante para triunfar?

Para triunfar es necesario sentirse a gusto con uno mismo. Este es el propósito del Coaching en Imagen. Si yo me siento en paz con mi imagen, puedo centrarme en las áreas necesarias para triunfar. Digamos que no es imprescindible, pero es un escalón importante para alcanzar nuestros objetivos.

¿Es igual de importante entre hombres y mujeres?

Las mujeres hemos recibido mucha presión a nivel social durante años respecto a cómo debía ser nuestra imagen. Aunque actualmente, esta presión se extiende al sector masculino. La prueba es que hay estadísticas que demuestran que el número de adolescentes chicos con problemas alimenticios ha ascendido.

Entonces, ¿hay machismo?

Podríamos decir que sí. Históricamente la mujer ha sido victima de los caprichos sociales del momento en cuanto al look que debía tener. Seguimos en esta línea. En el libro se explica cómo hemos ido interiorizando la 'imagen ideal' y cómo podemos desprendernos de ella. Si lo que me exigen desde el exterior no me permite estar a gusto conmigo misma, deberé hacer algo al respecto. Al final estos patrones no nos pueden afectar si no los 'compramos' y si reenfocamos nuestra atención hacia nuestras cualidades para potenciarlas. Y esto sirve tanto para hombres como para mujeres. Como ya he comentado en la pregunta anterior, los hombres cada vez más se verán afectados por estas exigencias de cultura estética.

¿Qué diría de las personas que piensan que es frívolo pensar en la imagen?

La imagen es nuestra forma de comunicarnos con el exterior. Aún sin querer estamos diciendo cosas a los demás. Si no tomamos una decisión consciente de qué es lo que queremos que los demás lean sobre nosotros, dejamos esa interpretación a la suerte. Sería como dejar un barco a la deriva en el mar, sin nadie que lo capitanee. El coaching en imagen propone una forma de comunicar auténtica, que respecte quienes somos y que lo proyecte conscientemente. Trabajar desde dentro, para transmitirlo hacia fuera desde la autenticidad.

¿Que diría de las personas que piensan que el coaching es para débiles o que ellos no lo necesitan?

Les diría que el Coaching sirve para ver nuestra realidad desde otras perspectivas, para abrir opciones que antes no habíamos considerado, para llegar de forma más efectiva hacia nuestras metas. No tiene nada que ver con la debilidad, tiene que ver con el plantearse un objetivo y seguir un plan para conseguirlo de la forma más efectiva.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter