Un negocio ilegal de lujo: exportar angulas a China

Por Evasión / Europa Press | 13/03/2017 - 10:52
Imagen: Dreamstime

"Mayorista, no limpio pescado". Esta frase que en España ha hecho famosa el pescadero más famoso de la tele (Antonio Recio, de la serie La que se avecina) debió servirle de inspiración a esta trama delictiva que al igual que el personaje "creó un imperio de la nada". Eso sí, una nada ilegal.

Un total de 17 personas han sido detenidas en un operativo conjunto entre Grecia y España en el que se ha desmantelado una red criminal internacional que ha exportado ilegalmente esta temporada unas 10 toneladas de angulas de la Unión Europea a China. Un 'negocio' con que obtuvieron un beneficio estimado de unos 10 millones de euros. Pero no solo eso. También consiguieron hacerse con coches de lujo y una ingente cantidad de dinero en efectivo.

El negocio, lucrativo pero ilegal, era simple. Una empresa con sede en España compraba angulas de varios Estados miembros. Una vez que éstas estaban introducidas en el mercado legal, la empresa presuntamente las enviaba a Grecia usando documentación falsa para finalmente exportarlas ilegalmente a Asia como 'pescado fresco'.

El problema es que la población de la anguila europea -una especie con protección especial- está seriamente disminuida. Por ello la legislación de la UE indica que los estados miembro deben tomar medidas que permitan que el 40% de las anguilas adultas lleguen de las aguas interiores hasta el mar, donde pueden desovar.

Ahora, los detenidos serán juzgado por haber intentado convertirse en los pescaderos más ricos de Europa.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter