Energia

Iberdrola vende sus plantas de gas en Reino Unido por 2.000 millones

  • Inicia el proceso para salir del negocio de generación tradicional en el país
Foto: Archivo

Iberdrola ha decidido poner a la venta su negocio de generación tradicional en Reino Unido. La eléctrica se desprenderá de los 2.000 MW que tiene en centrales de ciclo combinado de gas natural en el país. Esta operación, que se encuentra en un estadio inicial, supondría para la compañía española unos ingresos del orden de entre 1.500 millones y 2.000 millones de euros, es decir, una parte muy importante del plan de rotación de activos anunciado por la compañía en la presentación de su plan estratégico el pasado mes de febrero.

Entre los objetivos presentados, ha planteado un plan de venta de activos por valor de 3.000 millones de euros entre 2018 y 2022, lo que supone que esta operación representaría prácticamente la mitad de las desinversiones.

Iberdrola tiene en estos momentos una potencia instalada en Reino Unido de 4.666 MW de los que 2.000 MW pertenecen a estas centrales de gas natural, 1.906 MW a parques eólicos terrestres, 194 MW de un parque eólico marino y 1 MW de cogeneración.

Desarrollo de la eólica marina

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán está desarrollando en estos momentos conjuntamente con otros promotores un total de 9.500 MW de eólica offshore en Reino Unido. De esta cantidad, un total de 5.700 MW serían atribuibles a la española, lo que supondría doblar la potencia instalada en el país en estos momentos.

Iberdrola tiene en Reino Unido un total de 4.666 MW frente a los 6.465 MW que tenía el año anterior antes del cierre de la mayor central de carbón de Europa, Longannet, con 2.400 MW de potencia.

La eléctrica, no obstante, mantiene 5.605 MW en centrales de ciclo combinado en España y otros 5.500 MW en México con la misma tecnología, lo que no supone un abandono de la tecnología, al contrario de lo que ocurre con el carbón donde ha planteado el cierre de los 800 MW que tiene en España y ya cerró la capacidad que tenía en Reino Unido.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, explicó a los analistas en la presentación de la estrategia hasta 2022 que las desinversiones se decidirían en función " de cada país, de las actividades, del nivel de entusiasmo de los compradores potenciales, no tenemos preferencia por una opción o por otra. Si hay un proyecto que pensamos que es mejor venderlo porque tenemos otro más rentable, es un trabajo que hay que hacer en la compañía pero no tenemos ninguna preferencia. Lo que queremos es mejorar el desempeño."

La eléctrica cerró también la semana pasada la venta de su negocio de gas natural en Estados Unidos. Iberdrola firmó un acuerdo para desprenderse de Enstor Gas, que gestiona la unidad de negocio de almacenamiento de gas de Avangrid, con Amphora Gas Storage, filial de ArcLight Capital Partners en una operación valorada en 75 millones.

Enstor Gas posee y gestiona instalaciones de almacenamiento de gas natural en la costa del Golfo y en las regiones del suroeste de los Estados Unidos y cuenta con una capacidad total de almacenamiento de 88,5 bcf y con una capacidad neta de almacenamiento de gas disponible de 67,5 bcf .

Amphora Gas Storage es una filial de ArcLight Capital Partners, una compañía de capital privado con sede en Boston que realiza inversiones en infraestructuras energéticas y que tiene presencia en España a través de Bizkaia Energia (el ciclo combinado de Amorebieta) o de G3 Global Energy.

Esta operación se suma a la colocación de la unidad de negocio de trading de gas de Enstor de Avangrid, para cuya venta la empresa llegó a un acuerdo con Castleton Commodities International por 150 millones de dólares. La eléctrica contó con el asesoramiento financiero de Citi para realizar esta operación.

Iberdrola mantiene, al mismo tiempo, a través de su participada Neoenergía una guerra de ofertas para tratar de hacerse con la brasileña Eletropaulo que se resolverá este próximo mes de junio.

Negocio regulado

La compañía, al igual que Enel, está inmersa en la búsqueda de operaciones medianas que le permitan crecer en sectores regulados. De hecho, la italiana está interesada también en hacerse con la alemana Eneco, valorada en cerca de 4.000 millones, y a través de Endesa sigue buscando oportunidades para poder aumentar su presencia en el negocio de distribución o en el de generación renovable en España.

Iberdrola, por su parte, mantiene una apuesta tecnológica en la que Scottish Power juega un papel importante. La compañía sirve como banco de prueba de Iberdrola para algunas tecnologías. La eléctrica ha firmado un acuerdo con Moixa Technology para instalar baterías que contribuyan a reducir las facturas de sus clientes en Reino Unido. Moixa ha instalado proyectos pilotos con las mayores compañías del país (Scottish Power, British Gas, SSE y Good Energy), en un total de 500 instalaciones (combinadas con paneles solares) con una capacidad total de 1 MWh.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias

Accionista
A Favor
En Contra

Iberdrola necesita urgentemente reducir su exposición al mercado español. La regulación en España está lastrando el valor; No tiene ningún sentido económico ni estratégico el peso de España en el beneficio del grupo

Puntuación 20
#1
No
A Favor
En Contra

En España el gobierno del PP no deja cerrar centrales de carbón. En el Reino Unido cerró todo el carbón.

Puntuación 14
#2