Las centrales no cerrarán si abaratan la luz al consumidor

7:39 - 14/11/2017
Foto: Archivo.

Las grandes centrales eléctricas no podrán cerrar, aunque así lo deseen sus propietarios, si el Gobierno considera que son necesarias para cumplir los objetivos climáticos y para que no se disparen los precios de la luz. Hasta ahora, la prohibición del cierre sólo atendía a la seguridad de suministro, es decir, a impedir que se produzcan apagones.

El Ministerio de Energía ha remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una propuesta de Real Decreto que regulará el cierre de las centrales eléctricas mayores de 50 MW. El Gobierno lleva trabajando en ella desde que las empresas propietarias de las plantas empezaron a anunciar el cierre de las que consumen carbón, poco antes del verano.

El 3 de agosto lanzó una consulta pública al respecto y una nota de prensa remitida por la cartera dirigida por Álvaro Nadal anuncia que la nueva regulación se aplicará a todos los cierres de centrales que se hayan solicitado a partir de esa fecha y que aún no se hayan resuelto.

Ahora, cuando una compañía informe al Ministerio de que quiere cerrar una planta, ya sea por cuestiones económicas o por cualquier otra razón, deberá remitir varios documentos, como una memoria justificativa en la que se desglosen las circunstancias técnicas, económicas, ambientales o de cualquier otra índole que fundamenten el cierre, así como información técnica de la instalación y un plan técnico y económico del proceso de desmantelamiento.

Acto seguido, el Ministerio pedirá informes al operador del sistema eléctrico, REE, al gestor del sistema gasista, Enagás, a la CNMC y a los demás organismos que puedan estar implicados en todo el proceso.

Transmisión por subasta

En función de estos informes, el Ministerio decidirá si autoriza el cierre o lo deniega. En este segundo caso, el propietario debe decidir si quiere seguir operando la planta o prefiere transmitir la instalación a un tercero, algo que podrá hacerse mediante una subasta y que, de este modo, cumpliría con las directrices regulatorias establecidas por Bruselas.

Si la subasta quedase desierta, el Ministerio podrá establecer un esquema de compensación -ayudas- para que la central siga generando energía, pero al menor coste posible para los consumidores y, en todo caso, con un coste para ellos siempre menor al beneficio económico que obtendrán con la continuidad de su actividad.

Las grandes empresas eléctricas han planteado el cierre de varias centrales de carbón porque no resultan rentables, como son los casos de Gas Natural Fenosa y Endesa, o porque va en contra de su política ambiental, como es el caso de Iberdrola, que la semana pasada anunció el cierre de sus dos últimas plantas de negro mineral en España, Lada y Velilla.

Este mismo lunes se produjo un cruce de declaraciones entre Nadal e Ignacio Sánchez-Galán a cuenta del anuncio: el ministro sostuvo por la mañana que el cierre es una "decisión empresarial que no es compatible con la política energética" del país, y el presidente de Iberdrola se mostró confiado por la tarde en que el Gobierno no "vaya a poner dificultad" a sus planes.

El Ejecutivo del PP ha intentado sumar a los partidos políticos de la oposición a su plan para intervenir el mercado de generación en función de los precios del mercado eléctrico y los imperativos climáticos sin conseguirlo.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 2

#1
14-11-2017 / 09:35
RG
Puntuación 0

Todo es cuestion de lo que se puede considerar rentable; a más o menos de dos dígitos de rendimiento?.

#2
14-11-2017 / 09:45
Ivano
Puntuación 0

La produccion de energia mediante biomasa (el motor de gasogeno de la posguerra que funcionaba con una alpargata de esparto) nos convertiria en una potencia en produccion electrica de bajo coste, pero eso, a dia de hoy y por motivos de intereses creados,opino q solo es y sera utopia.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 115,99 -1,39 -1,18%
FRA 35,47 -0,12 -0,33%
ITA 145,45 -0,51 -0,35%
GRE 478,14 +6,11 +1,29%
POR 159,02 -3,17 -1,96%

Ecotrader



Evasión

El Málaga Port, un hotel del futuro

El Málaga Port, un hotel del futuro



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens