Seguros

La aseguradora británica Admiral traslada sus operaciones continentales a España

Es la primera aseguradora que sale del Reino Unido como consecuencia del Brexit y cuenta con unos ingresos totales de cerca de 3.000 millones de libras. Tiene previsto comenzar a operar en España en enero de 2019.

El Ministerio de Economía y Empresa ha concedido autorización para operar en España a la entidad Admiral Europe Compañía de Seguros, SA, perteneciente al grupo asegurador británico Admiral.

Según explica el Ministerio en un comunicado, Admiral solicitó la constitución en España de una entidad que será cabecera del grupo europeo fuera del Reino Unido. En concreto, creará una entidad aseguradora en Madrid (Admiral Europe) y una correduría de seguros en Sevilla (Admiral Intermediary Services).

Es la primera aseguradora de Reino Unido que traslada sus operaciones continentales a España como consecuencia del Brexit. Para el Ministerio de Economía, la elección de España como cabecera del grupo es "especialmente significativa" puesto que, siendo el segundo país en cuota de mercado, "pone de manifiesto la confianza de la aseguradora británica en el mercado español y en el órgano supervisor".

El grupo Admiral es uno de los principales operadores del seguro de automóviles en el Reino Unido, con unos ingresos totales de cerca de 3.000 millones de libras y tiene presencia en los mercados de seguros de Italia (170 millones de euros de primas), España (73 millones de euros de primas), Francia (66 millones d euros de primas). Tiene también actividad en Estados Unidos. Hasta ahora, Admiral operaba en España como sucursal de la matriz británica y comercializa seguros de automóviles a través de la marca Qualitas Auto y de los comparadores Rastreator y Balumba.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.