Seguros

Tomás Alfaro sustituye a Jaime Kirkpatrick al frente de Aegon España

La filial española de Aegon acaba de nombrar a Tomás Alfaro nuevo consejero delegado. Tomás sustituirá en el cargo a partir del próximo 1 de julio a Jaime Kirkpatrick.

Jaime Kirkpatrick, tras siete años liderando la compañía emprenderá nuevos retos profesionales como director adjunto de Transformación de Mutua Madrileña. 

Tomás Alfaro es médico de formación y MBA en Harvard, posee una dilatada trayectoria tanto dentro como fuera de la compañía. Tras su paso por las consultoras McKinsey y N+1, Tomás llegó a Aegon en 2008 como responsable de Bancaseguros, donde fue nombrado años después director de Negocio, división que agrupa Canal Directo, Asesor, Agencial, Mediador y Bancaseguros.

"Es un honor contar con la confianza de Grupo Aegon para continuar con el reto de seguir creciendo en el mercado español y consolidar Aegon como una de las compañías de referencia en salud, vida y ahorro. También es un privilegio haber contado con el apoyo de Jaime Kirkpatrick todos estos años", explica Tomás Alfaro.

Por su parte, Jaime Kirkpatrick, CEO de Aegon en España hasta el próximo 30 de junio, ha estado vinculado a la aseguradora desde 2004, primero como responsable de Bancaseguros y después como máximo responsable de la entidad.

Alex Wynaendts, CEO del Grupo Aegon, ha agradecido la dedicación y profesionalidad de Jaime Kirkpatrick durante el tiempo que ha ejercido sus funciones como consejero delegado, agradecimiento que también le ha transmitido en nombre de toda la dirección del grupo asegurador, al tiempo que deseaba grandesel éxitos a su sucesor Tomás Alfaro, explica la compañía en un comunicado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.