La música no tiene precio, pero la protección de los instrumentos sí

  • Son verdaderas obras de arte, a veces de valor incalculabre

Es usted músico profesional? ¿Aficionado a la música? ¿Coleccionista? ¿Va a apuntar a su hijo al conservatorio próximamente? Si es así es posible que le interese contratar un tipo de seguro todavía ni muy conocido ni muy extendido en nuestro país, pero que puede ser de utilidad a un amplio colectivo de personas. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Seguros

Nos referimos al seguro de instrumentos musicales, que compañías aseguradoras como Helvetia Seguros o Hiscox ya incluyen entre su oferta, conocedoras de la afición existente por esta rama de la cultura en nuestro país. Las cifras no mienten, con cerca de 2.500 escuelas de música en España y multitud de bandas y orquestas, además de los miles de aficionados que compran un instrumento musical para aprender por su cuenta y dar rienda suelta a su hobby.

Clientes potenciales, por lo tanto, existen para suscribir una póliza de este tipo. ¿Y qué les puede ofrecer un seguro de instrumentos musicales? Lo primero, asegurarlos, así como sus principales complementos -fundas, boquillas, etcétera- ante cualquier imprevisto o contratiempo: principalmente rotura o daño del material, así como pérdida o robo del mismo.

Supuestos cubiertos

Una póliza de este tipo suele contemplar muchos supuestos. Por ejemplo, los desplazamientos, ampliando la cobertura incluso cuando el tomador se encuentre lejos del país de origen, ya sea en Europa o incluso más allá del Viejo Continente.

Es posible que al asegurado únicamente le interese contratar el seguro de cara a un evento determinado -como la celebración de un concierto o un festival- en lugar de por un año entero. Muchas pólizas incluyen la posibilidad de proporcionar un instrumento musical de sustitución o el pago de su alquiler en caso de que el instrumento asegurado desaparezca o quede dañado.

Algunos seguros para instrumentos musicales también incluyen entre su oferta la reparación del instrumento en caso de que este se estropee o cubren la indemnización por los daños sufridos o la pérdida de valor por diferentes causas -antigüedad, desgaste, reparación, etc.-.

Así, el seguro de instrumentos musicales es un seguro más completo de lo que podría pensarse, además de más económico de lo que se considera a priori. Las compañías tratan de ofrecer precios competitivos en su objetivo de atraer al cliente y lograr consolidar este segmento del negocio asegurador, todavía con escaso arraigo en nuestro país.

Por supuesto, una póliza de este tipo no se dirige únicamente a particulares, sino también a colectivos: orquestas, bandas de música, grupos de rock, escuelas, museos?

Todas aquellas organizaciones relacionadas con este bello arte pueden decidirse por contratar este tipo de pólizas. Y es que, aunque los seguros lo tengan -prácticamente nada es gratis en esta vida-, el arte no tiene precio.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 102,23 +0,34 +0,34%
FRA 29,69 +0,10 +0,34%
ITA 160,47 -4,43 -2,69%
GRE 515,25 -1,63 -0,31%
POR 238,39 -8,73 -3,53%

Ecotrader



Evasión

Los cimientos de una megaobra

Los cimientos de una megaobra



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens