Empresas y finanzas

La publicidad huye de TV3 en pleno desafío independentista y cae el 20%

  • Culpa del descenso a las campañas que la tachan de "golpista"
  • Los ingresos cayeron un 10% en 2017, pese al alza de anuncios institucionales
Foto: Archivo.

El reto independentista ha consolidado a TV3 como la televisión autonómica más vista de España con hasta un 14% de audiencia en sus mejores meses. Un éxito de público que no se ha visto acompañado por el respaldo de los anunciantes privados, que se han ido alejando de la cadena catalana conforme aumentaba la tensión secesionista, llevándola a perder un 20% de sus ingresos comerciales desde 2017, según las últimas previsiones. No en vano, tal y como reconoció el propio director general de la autonómica, Vicent Sanchís, el referéndum ilegal de 1 de octubre supuso un antes y un después para las ventas de la cadena, que esperaba ingresar 75 millones el año pasado.

Lejos de alcanzar esa cifra, las cuentas de 2017 reflejan unas ventas de 60,5 millones, lo que supone una caída del 17% con respecto a los ingresos comerciales previstos y del 10,3% con respecto a los 67,5 millones que finalmente se facturaron en 2016. Y eso contando con los 2,43 millones de euros que le ingresó directamente Presidencia de la Generalitat vía publicidad institucional, un 48% más que en 2016.

La caída del año pasado choca con el alza del 1% registrado por todo el sector televisivo pero está en línea con el arrojado por el conjunto de las televisiones autonómicas, según los datos de Infoadex. No hay que olvidar que TV3 se come el 53% de la tarta publicitaria autonómica mientras que otras cadenas como Canal Sur o Eitb apenas suman los 15 millones de euros en ingresos comerciales cada una.

La tendencia a la baja se mantiene en el año 2018 pese al fuerte aumento de la audiencia, en un momento en el que mercado publicitario se está enfriando. Fuentes del sector explican a este diario que TV3 estaría registrando caídas de entre el 8% y el 10%, un porcentaje en línea con el descenso del 9,5% publicado por Infoadex en el primer semestre del año. En esta línea, la cadena reconoce en sus última cuentas que de cara a 2018 "se prevé una disminución de ingresos similar a la registrada a cierre de 2017 por la contratación publicitaria". Solo la publicidad cayó el 11%. Así, en dos años, y si se cumplen las estimaciones, la caída llegará al 20%.

En este punto, el director general de TV3 se mostró mucho más pesimista en enero, cuando llegó a apuntar a una caída incluso del 20% ante la fuga de las empresas que no se estaría dando. "Las campañas que dicen que nosotros somos una televisión golpista o que somos una televisión sesgada, al final funcionan. Si dicen que somos gente peligrosa, al final hay empresas que se lo creen", declaró a diario El Español.

De forma oficial, la autonómica catalana se muestra menos negativa y prevé un descenso similar al conjunto del mercado, en el que Atresmedia y Mediaset se reparten el 90% de la tarta publicitaria. "Para este 2018 esperamos tener un comportamiento en línea con la evolución del mercado publicitario, que a finales del primer semestre tuvo una caída de poco más del 1% en televisión, pero por el momento no podemos concretar cifras", explican fuentes oficiales de la cadena autonómica catalana. En este punto hay que aclarar que el mercado nacional frenó su caída en el segundo trimestre del año gracias a la celebración del Mundial, pero enfrenta un tercer trimestre muy complicado ya que solo en agosto la inversión en el sector (incluyendo nacional, pago y autonómicas) ha caído un 7% y se esperan más descensos en los próximos meses.

La cadena ha tenido que inyectar fondos extra tras la fuga de anunciantes en 2017

Según los datos publicados por las principales cadenas autonómicas, TV3 es la televisión que más ha caído en 2017. Así, mientras la catalana dejó de facturar 7 millones de euros el año pasado, los ingresos comerciales de Canal Sur descendieron en 1,74 millones, hasta los 16,3 millones; los de TVG (televisión gallega) se recortaron en 560.000 euros, hasta los 8,3 millones de euros y los de Eitb fueron 12,4 millones, los mismos que 2016. Los publicitarios solamente sumaron los 8,3 millones, 550.000 menos (un 5,8% menos). Los ingresos comerciales de Telemadrid rondan los 8,5 millones y los de la televisión balear no superan el millón de euros, por lo que la marcha de TV3 suele marcar la tendencia.

Los menores ingresos por la fuga de los anunciantes en 2017 han llevado a la cadena a inyectar fondos extra para reducir el déficit presupuestario de 7,3 millones registrado por la cadena y a aportar capacidad de gasto al grupo en otoño para que pudiera reforzar su parrilla en pleno desafío con el referéndum y el amago de declaración de independencia.

En concreto, además de los 237 millones en subvenciones que inyecta cada año, el Gobierno regional ha dado 4 millones de euros para abonar la devolución de parte de la paga extra de 2012 y, por la otra, ha inyectado 3,5 millones extra para "reforzar la parrilla de contenidos de otoño". Esta última aportación se ha traducido en una compra directa de contenidos, por lo que los fondos no han servido para compensar el déficit.

14% de audiencia

TV3 registró en mayo una audiencia del 14%, lo que implica un alza de cuatro puntos básicos con respecto a mayo de 2017. La audiencia de la cadena cada vez es mayor y llega a superar con creces a la TVG, que es la segunda más seguida. En agosto, el 'share' de la autonómica fue del 10%, un poco inferior al registrado en julio debido a que es un mes muy complicado para el consumo de televisión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 28
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Xiso
A Favor
En Contra

Mi familia no compra nada que se anuncie en TV3. Sin acritud.

Puntuación 2
#25
-
A Favor
En Contra

El consumo de primeras marcas indica un poder adquisitivo del que mi familia carece; las marcas blancas no pagan tanta publicidad y por un precio muy inferior, dan una calidad nada despreciable.

Puntuación 2
#26
Pitu
A Favor
En Contra

Pues yo en casa solo veo TV3 y Netflix, y las pocas veces que pongo otro canal veo: fachas echando bilis rajando de cataluña, programas basura rajando de CAT, toros, propaganda españolista y si me apuras religión. Como comprendereis me interesa más una tele de mayor calidad y muchísimo más plural. Lo que pasa es que no estais acostumbrada a ella y por eso os sorprendeis de que no todo sean palmeros del gobierno español.

Puntuación 0
#27
Usuario validado en elEconomista.es
JOSOVI
A Favor
En Contra

¿Por qué no publicais la caida de ingresos por publicidad, la caída de audiencia y el incremento de déficit del resto de TV autonómicas?.

¿Por qué no publicais la caida de ingresos por publicidad, variación de audiencia u de beneficios de las TV privadas?

Sería una noticia mucho más contrastada y veraz y, quizás, la gente podría analizar mejor si es un tema de independentismos o de otra cosa.

Puntuación 0
#28