Empresas y finanzas

Wallapop lanza una nueva categoría de inmobiliaria con más de un millón de inmuebles

Wallapop, la popular aplicación de compra y venta, ha lanzado una nueva categoría de inmobiliaria para cubrir una de las peticiones más solicitadas por los usuarios y que permite encontrar inmuebles entre los más de un millón ya subidos en su catálogo.

La nueva sección inmobiliaria, presente en la web y en la aplicación de Wallapop, ayuda a los usuarios a encontrar el piso que buscan a través de un nuevo motor de búsqueda con funciones específicas, según ha explicado la compañía en un comunicado.

"Permite seleccionar diversos tipos de inmueble, ofrecer alquileres y unos filtros específicos del vertical, además de metros cuadrados, número de habitaciones,ubicación del inmueble, etc", ha analizado el Chief Business Officer de Wallapop, Toni Raurich.

Con esta nueva sección Wallapop refuerza las más de 30.000 transacciones de inmuebles entre particulares, que ya gestiona cada mes, con más de 5.000 chats diarios tanto para viviendas nuevas como de segunda mano. Desde la aplicación aclara que la sección inmobiliaria ya generaba más de 50.000 búsquedas diarias incluso antes de la introducción de la categoría.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.