Empresas y finanzas

Los tripulantes de Ryanair anuncian una macrohuelga europea para septiembre

  • España, Italia, Holanda, Bélgica y Portugal se movilizan por la falta de pactos
  • Alemania estudia sumarse a los paros o convocar uno en solitario

Los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair se preparan para dar de nuevo la batalla en toda Europa ante la ausencia de avances reales en las negociaciones. Los trabajadores de las bases de Holanda, España, Italia, Portugal y Bélgica han pactado hoy convocar otra huelga paneuropea con la que buscan parar la actividad de la low cost en sus principales mercados y, así, forzarla a llegar a "acuerdos".

La movilización simultánea tendrá lugar la última semana de septiembre y, aunque la fecha exacta no se conocerá hasta el 13 de septiembre, todo apunta a que ésta tendrá lugar el 28 o el 29 de este mismo mes. La idea inicial es que sólo se realice un día de paros pero no se descarta sumar otra jornada.

"Después de un largo verano de conversaciones, reuniones sin sentido y una escalada de una disputa industrial que terminó en la primera acción de huelga paneuropea en la historia de Ryanair, no se ha logrado ningún progreso real", denuncian los sindicatos de los cinco países europeos convocantes.

Y es que, pese a los cientos de encuentros y cruces de propuestas, la compañía no parece dispuesta a realizar contratos laborales locales a sus trabajadores en el corto plazo. No hay que olvidar que la propia firma de bajo coste ya dejó claro a sus accionista que prefería "sufrir más huelgas" que tomar medidas que "pudieran dañar el modelo de negocio y productividad de Ryanair". Y realizar contratos locales es justo una de las cosas que puede hacer peligrar la rentabilidad de la aerolínea, reconoce la firma en sus ultimas cuentas anuales.

Esta segunda macrohuelga de TCP incluye a Holanda, que no se sumó a la primera, y todavía está pendiente de la decisión del sindicato alemán Ver.di, que está debatiéndose entre sumarse a la movilización paneuropea conjunta o realizar un paro en solitario el 20 de septiembre, coincidiendo con la junta de accionistas de Ryanair. Y es que, los representantes de los TCP de las bases alemanas quieren incrementar la presión sobre la compañía de bajo coste después de que ésta no se sentara a negociar el convenio colectivo. Y es que, Alemania, el tercer mercado más grande de Ryanair, decidió no secundar la primera movilización tras alcanzar un primer acuerdo de reconocimiento del sindicato con la dirección de la compañía irlandesa. Tras ese primer acercamiento, la plantilla no ha conseguido lo contratos locales.

Así, los tripulantes de los seis países se han reunido esta mañana en Roma para ultimar los detalles de la huelga y coordinarse para realizar un anuncio oficial conjunto. Un encuentro al que también se han sumado representantes de los pilotos de Italia, Irlanda y Portugal. En principio no se van a sumar a esta macrohuelga europea pero no se descartan movimiento en ese sentido en las próximas semanas, informan fuentes cercanas a la negociación. "De aquí al 13 nos queda mucho por ver y hablar", sentencian.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.