Empresas y finanzas

Riu rechazó una oferta de Trinitario Casanova por la zona comercial del Edificio España

  • La cadena consideró la propuesta insuficiente y negocia ahora la venta con Corpfin

El empresario Trinitario Casanova intentó comprar a RIU el espacio comercial del madrileño Edificio España, pero su oferta fue considerada insuficiente por la hotelera. Esta es la versión que ha dado la cadena mallorquina ante las "graves acusaciones" que la semana pasada lanzó el presidente del Grupo Baraka, que aseguraba que iba a solicitar la paralización de las obras del desarrollo ubicado en pleno centro de Madrid.

Desde RIU, propietario legal del Edificio España, aseguran que las obras de remodelación y mantenimiento del inmueble "se están acometiendo de forma pertinente para reforzar la estructura y garantizar la conservación de las fachadas laterales y frontal del edificio a fin de proteger la obra de los hermanos Otamendi tal como establece la Ley de Protección de Edificios Históricos".

Ante las acusaciones de Casanova, que apuntaba que estas obras "no se están realizando conforme al proyecto pactado", desde la hotelera aseguran que se están acometiendo "en contacto continuo con los técnicos municipales", que en ninguna de las supervisiones han emitido "ningún informe desfavorable respecto a la ejecución que está siendo llevada a cabo por el Grupo RIU".

Desde la cadena además destapan que el Grupo Baraka en ningún momento fue propietario del inmueble, que se convertirá en un hotel de cuatro estrellas en 2019. "El señor Casanova dice haber comprado el edificio y haberlo revendido horas después, algo que es falso", ya que según RIU, únicamente "jugó un papel de intermediario" entre la cadena hotelera y Wanda.

Posteriormente "suscribió un contrato por el cual Casanova ejercería de intermediario para vender la parte comercial del Edificio España, propiedad del Grupo RIU, a cambio de una comisión sobre el valor de la venta", continúa el comunicado de RIU, que segura que el empresario incumplió el contrato "pues no buscó ningún comprador y se limitó a presentar una oferta en su propio nombre", que fue valorada por el Consejo de Administración del Grupo RIU que la consideró insuficiente y la rechazó. Ahora la cadena negocia la venta del área comercial con Corpfin.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.