Empresas y finanzas

La compañía de alimentación Campbell Soup pone a la venta su negocio internacional

Imagen de Dreamstime

Campbell Soup ha encargado a Goldman Sachs y Centerview Partners la apertura de un proceso para la desinversión de manera que maximice el valor de sus negocios fuera de Norteamérica, cuya facturación anual fue de 2.100 millones de dólares (1.795 millones de euros), como parte del plan de reestructuración de la compañía, que pasará a centrarse en sus actividades de aperitivos y conservas en Norteamérica.

De este modo, la multinacional tiene intención de desprenderse de sus filiales Campbell International y Campbell Fresh, cuyas ventas netas durante el ejercicio fiscal 2018 alcanzaron los 2.100 millones de dólares. La multinacional pretende destinar los ingresos por la venta de estos negocios a reducir su deuda.

En concreto, Campbell International incluye los activos de Arnott's y Kelsen Group, además de las operaciones manufactureras de la empresa en Indonesia y Malasia, así como sus negocios en Hong Kong y Japón, mientras que Campbell Fresh está formada por Bolthouse Farms, Garden Fresh Gourmet y el negocio de sopas refrigeradas de la multinacional.

Asimismo, como consecuencia de esta reestructuración de su cartera, la compañía propietaria de las icónicas latas de sopa inmortalizadas por Andy Warhol ha incrementado en 150 millones de dólares (128 millones de euros) su meta de ahorro de costes para 2022, hasta 945 millones de dólares (808 millones de euros).

"El consejo de Campbell tomó en consideración distintas opciones estratégicas, incluyendo la optimización del portafolio, desinvertir en negocios, dividir la empresa o incluso su venta", declaró el presidente interino y consejero delegado de Campbell, Keith McLoughlin, señalando que finalmente se decidió que la mejor senda para la creación de valor para los accionistas era que la compañía se centrase en dos de sus negocios estratégicos en Norteamérica.

No obstante, el máximo ejecutivo de Campbell subrayó que "el consejo sigue abierto y comprometido a evaluar todas las alternativas estratégicas que para mejorar el valor de la empresa en el futuro".

La compañía logró un beneficio de 223 millones de euros en su año fiscal, un 70% menos que en el ejercicio anterior

Por otro lado, Campbell Soup logró un beneficio neto atribuido de 261 millones de dólares (223 millones de euros) al cierre de su año fiscal, cifra que representa un retroceso del 70,6% en comparación con el resultado de la multinacional en el ejercicio precedente.

Las ventas de la compañía de alimentación alcanzaron los 8.685 millones de dólares (7.429 millones de euros), un 10% más que un año antes, mientras los costes crecieron un 26,6%, hasta 8.216 millones de dólares (7.028 millones de euros).

En el cuarto trimestre de su año fiscal, Campbell Soup obtuvo un beneficio neto atribuido de 94 millones de dólares (80 millones de euros), un 70,4% menos que en el mismo trimestre del ejercicio anterior, mientras que sus ventas aumentaron un 33,3%, hasta 2.219 millones de dólares (1.898 millones de euros).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.