Empresas y finanzas

Ford se juega en Valencia el 8% de la producción si Trump sube el arancel

  • La planta de Almusafes exporta 35.000 furgonetas a EEUU
Madrid

Nueva amenaza a la producción de coches en España. Si el sector vive agitado estos días por la normativa de emisiones que entra en vigor el 1 de septiembre y la guerra contra el diésel, el peligro llega ahora desde EEUU y la guerra arancelaria entre Trump y Europa. El presidente norteamericano, Donald Trump, ha amenazado ahora con un arancel del 25% para cada coche que llegue a EEUU desde la Unión Europea. La tasa actual para los vehículos está en un 2,5%.

Si la amenaza llega a materializarse, en nuestro país la planta más afectada sería la de Ford en Almusafes, que exporta hasta un 8% de su producción anual al país norteamericano. La marca estadounidense produce en Valencia el modelo de furgoneta Transit Connect y el 30% de esta producción es lo que exporta cada año a EEUU. La mayoría de los vehículos llegados desde Valencia se convierten luego en taxis en ciudades como Nueva York, Boston, Chicaco o Filadelfia.

Según los datos de 2017, son unas 35.000 unidades las que se envían a la matriz en EEUU, lo que supone una facturación de unos 500 millones de euros. Con esta subida tan acusada del arancel actual, la exportación desde España podría peligrar, aunque las fuentes de la compañía consultadas por este diario restaron ayer importancia a la amenaza. "Estamos vigilantes ante el anuncio hecho por Trump y a la espera de ver cómo termina esta negociación para evaluar la situación, pero en todo caso no vemos un peligro para nuestra producción", aseguraron.

La actividad de la planta está garantizada ya que su principal modelo es el Kuga, que exporta a toda Europa

Y es que, más allá de la posible pérdida de competitividad en mercado norteamericano, que podría obligar a reducir la producción del modelo Transit, la actividad de la planta está garantizada ya que su principal modelo es el Kuga, que exporta a toda Europa y del que tiene la exclusividad de fabricación de la versión para los países en los que se conduce por la izquierda como el Reino Unido, Hong Kong, India, Malasia, Singapur, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica... Así, Ford anunció el año pasado una inversión de 750 millones para fabricar el nuevo modelo del Kuga con motores diésel y gasolina.

La planta de Ford en Valencia -la única en España- es la tercera fábrica de coches en tamaño de nuestro país, con una producción anual en 2017 de 417.000 vehículos de los modelos Kuga, Connect, Mondeo, S-Max y Galaxy. Con unos 8.100 empleados, la fabrica exporta la mayoría de su producción, hasta un 90%, siento Estados Unidos el quinto mercado exterior de la fábrica valenciana, por detrás de Alemania, Reino Unido, Italia y Francia.

Además de la planta de coches, en la que produce el único híbrido no enchufable que se fabrica en nuestro país (el Mondeo), Ford tiene una fábrica de motores que también se podría ver afectada por las políticas proteccionistas de Trump, aunque en menor medida. Así, aunque Ford produce en nuestro país el motor Ecoboost de 2,3 litros, ha reducido su dependencia de EEUU y ha empezado a exportarlo también a Canadá, donde se inserta en el Ford Edge. Desde la compañía aseguran que estos motores se envían a China, Rusia, Turquía, México y EEUU entre otros países y que también hacen componentes del motor que, en principio, no estarían afectados por el alza de los aranceles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado