Empresas y finanzas

Endesa invierte 25,7 millones en renovar la red eléctrica de Barcelona

  • La compañía sustituirá 100 kilómetros de cables de media tensión hasta 2020
Logo de Endesa. EE
Barcelona

Endesa tiene previsto invertir un total de 25,7 millones de euros en renovar y reconfigurar la red eléctrica de media tensión y monitorizar a distancia 380 centros de transformación de Barcelona y su comarca entre 2018 y 2020. La compañía hará la inversión con el objetivo de mejorar la calidad y la seguridad del suministro a sus clientes en la segunda mayor ciudad española. El responsable de explotación de las líneas de media y alta tensión de Barcelona Sur de Endesa, Jorge Sánchez, señaló ayer a los medios de comunicación que la operación se ejecutará en dos fases, que afectarán tanto a la red de cables como a los centros de transformación.

Un total de 17 millones de euros se destinará a la renovación de alrededor de 100 kilómetros de cables subterráneos de media tensión -de los 4.200 que hay en la comarca, la mayoría de los cuales están soterrados- con 255 actuaciones. En Barcelona conviven dos redes de media tensión, una a 11 kilovoltios (kV) y otra a 25 kV. Este plan también prevé migrar progresivamente la red hacia la tensión de 25 kV y que la de 11 kV desaparezca, con la intención de distribuir más potencia con el mismo tipo de cable. El criterio de renovación del cableado será el de actuar sobre aquel que tenga una tasa mayor de incidencias, que no tiene por qué siempre coincidir con el que tiene más años (la edad media de una red eléctrica es de 40 años). Endesa también actuará sobre 180 centros de transformación (instalaciones en las que se rebaja la tensión de la electricidad de media a baja para su distribución doméstica) de los cinco municipios de la comarca, en los que se sustituirán sus cabinas por unas más modernas con gas aislante. Esta medida permitirá aumentar la seguridad de los trabajadores que operan en estas instalaciones, aumentará la resistencia de las cabinas y evitará tener que realizar intervenciones de mantenimiento.

La segunda parte de la inversión, estimada en 8,7 millones de euros, se dedicará a monitorizar a distancia 380 centros de transformación de la comarca, lo que supondrá dotarlos con equipos de actuación remota y un sistema de comunicación a estas instalaciones para que puedan ser operadas desde la planta de control que la empresa tiene en Barcelona. Actualmente, hay un total de 8.500 centros de transformación en la zona, de los cuales el 33 por ciento ya está monitorizado. Sánchez apuntó que este control remoto permite reducir el tiempo de resolución de las averías y calculó que se pasará a poder restituir el suministro en 30 minutos, mientras que en los centros tradicionales se tarda una hora de media.

Esta inversión se integra en los 735 millones de euros que Endesa tiene previsto destinar para mejorar su red eléctrica en Cataluña entre 2019 y 2021 y mejorar así el servicio de 4,3 millones de clientes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado