Empresas y finanzas

El herbicida que sacude a Bayer mueve 2.000 millones en España

Foto: Archivo

El herbicida de la compañía Monsanto que le ha supuesto a la alemana Bayer -su dueña desde el mes de junio- perder más de 10.000 millones de euros en bolsa en un solo día es un producto que conocen bien los agricultores españoles. De hecho, desde hace años este herbicida, el glifosato, es el más utilizado en los campos y cultivos de nuestro país para eliminar las malas hierbas. Tanta importancia tiene esta sustancia en la agricultura española que un reciente estudio de la consultora PwC -de abril de 2017- estimó que dejar de usar este herbicida en nuestro país tendría un impacto económico de más de 2.000 millones de euros al año y vería comprometido el empleo de cerca de 5.000 trabajadores en España.

La polémica con el uso del glifosato como herbicida es antigua pero estos días ha vuelto al panorama informativo en todo el mundo por la reciente sentencia de un Tribuna de California en la que un jurado popular ha impuesto a Monsanto una multa de 250 millones de euros por considerarle culpable del cáncer que padece un jardinero de 47 años, que denunció a la compañía estadounidense de transgénicos, al relacionar su trabajo durante años usando este producto con la enfermedad. Aunque la sentencia no relaciona directamente ambos hechos, por falta de pruebas, sí condena a la compañía por no avisar en su etiquetado de sus riesgos.

La demanda ha sido histórica porque es la primera que llevaba a juicio la relación entre el herbicida y el cáncer y porque aún hay otras 5.000 demandas abiertas en EEUU por este motivo, lo que podría suponer un agujero económico en la alemana Bayer que destinó 55.000 millones a la compra de Monsanto, la mayor operación de una compañía alemana fuera de su país, y cuya unión ha creado la mayor compañía agroquímica del mundo.

Pero, ¿en realidad es tan tóxico este producto? Según la investigadora en Biotecnología Vegetal Rosa Porcel Roldán, de la Universidad Politécnica de Valencia, no hay evidencias de este relación. "En marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), perteneciente a la OMS, calificó el glifosato dentro del grupo 2A. Esto quiere decir que es "probablemente carcinógeno para el ser humano", junto con profesiones como trabajar de peluquero, en una freiduría y ser artesano del cristal. Está al mismo nivel que tener turno de noche, consumir carne roja y las bebidas muy calientes. Nada de esto ha sido prohibido", afirma la investigadora en el portal The Conversation.

En España, según el informe de PwC titulado Impacto socioeconómico de la Agricultura de Conservación y de la no renovación de la autorización del glifosato en España, el tratamiento con glifosato es especialmente habitual en cultivos como los cereales, cultivos industriales, frutales, olivar o viña. De forma agregada, la superficie tratada con glifosato asciende a 3,9 millones de hectáreas, aproximadamente el 28% de la superficie de cultivo total en España. La producción tratada con glifosato se estima en casi 19 millones de toneladas y en 5.900 millones de euros de valor, lo que supone el 23 y el 21% respectivamente de la producción agrícola en España.

No solo Monsanto vende este producto en España. Desde que perdiera su patente en el año 2000, muchas compañías se han lanzado a competir en el mercado del glifosato en España y más de 15 empresas, muchas de ellas españolas, venden el producto.

Además, el glifosato no se limita exclusivamente al entorno agrícola. Desde hace años tiene una incidencia relevante en el ámbito de la gestión de las infraestructuras como redes de transporte, vías urbanas, parques y jardines. Según señala el estudio, aunque existen métodos alternativos para controlar la vegetación indeseada, "las alternativas son más complejas y costosas". Por ejemplo, el desbroce mecánico en las principales vías de transporte podría suponer un encarecimiento respecto a los métodos que incluyen glifosato de entre 4 y 5 veces. Las alternativas al uso de glifosato para el control de malas hierbas en parques y jardines también se presentan como una opción más costosa y menos eficiente. Por eso, advierte el estudio, aunque algunos ayuntamientos españoles tienen el objetivo de prescindir de esta sustancia activa -como Madrid, Barcelona, Sevilla o Zamora-, el coste y la ineficiencia de las alternativas actuales ha hecho que algunas de ellas se replanteen esta posición.

En vías férreas, parques y carreteras

Desde su introducción en 1974, los productos basados en glifosato se han convertido en los herbicidas más utilizados. El glifosato se utiliza ampliamente en el sector agrícola vinculado principalmente a labores de pre-siembra y pre-cosecha para el control de las malezas o como desecante en el momento de la recolección (en regiones con temperaturas y humedad ambiente que no faciliten la finalización del ciclo de cultivo). El glifosato también se utiliza intensamente para el control de las hierbas de las infraestructuras de transporte como vías férreas o carreteras. Asimismo, lo utilizan los municipios para controlar la maleza de espacios públicos como calles, parques o jardines. El producto originario de Monsanto perdió su patente en el año 2000.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

jj
A Favor
En Contra

me parece un acto criminal tratar alimentos con un producto que se sabe cancerigeno. Y para rematarlo, cuesta mucho mas tratar el cancer que los 5000 millones que menciona el articulo.

Puntuación 8
#1
Watcher
A Favor
En Contra

Segun tengo entendido en Madrid capital este año ha dejado de usarse el glifosato. Parece ser que un gran acierto.

Puntuación 6
#2
Andaya
A Favor
En Contra

1. Les importa un mier... Y para colmo ahora que pertenece a Bayer, uno te enferma, y el otro te vende una cura. Aparte de que Monsanto siempre ha sido una Mafia.

Puntuación 10
#3
Brindemos por la UE con un trago de Roundup
A Favor
En Contra

Éste es el veneno que estaba en prórroga en la UE mientras tramitaban su prohibición. Ahora que es alemana, lo van a recomendar hasta para aliñar ensaladas.

En EE.UU., le van a llover las demandas ahora que no es una empresa suya, y lo van a prohibir por cancerígeno, lo que han evitado durante décadas por ser empresa americana. La cosa va a terminar como lo de Volkswagen, allí pagando todo lo que haga falta, y aquí, nada de nada.

Puntuación 13
#4
el Virtuoso de la economía
A Favor
En Contra

El herbicida no está demostrado que produzca cáncer, la macro multa que le han puesto a Bayer en los EEUU, las causas hay que buscarlas en otro sitio, cuando se multó en la UE a los Bancos americanos automáticamente hubo otra denuncia en USA por represalias contra Deutche Bank, y cuando se ha multado a Google automáticamente ha habido otra de venganza en USA contra Bayer.

Puntuación -4
#5
agricultor
A Favor
En Contra

si se llega a prohibir el roundoup( glifosato 36%)tranquilos que la mas beneficiada sera la bayer, ya que actualmente la patente del producto esta caducada y todas las casas de fitosanitarios fabrican su equivalente en marca blanca.

sin embargo el sustituto un producto llamado finale, que ademas de no tener estudios que nos digan si es bueno o malo, ademas es explosivo, pues bueno este producto esta patentado por bayer y cuesta la friolera de 17,50 euros + iva por litro. frente a los 2,75 euros + iva litro que cuesta el glifosato de una marca blanca.

ambos productos se emplean a la dosis del 1%, es decir un litro para 100 de agua.

tambien os digo que el componente (cuyo nombre no recuerdo)que producia el cancer de huesos ha sido retirado de la formulacion del glifosato desde 2017

Puntuación 0
#6
Hermes
A Favor
En Contra

Le quedo bonito el intentó de ma ipular la realidad en favor de una mega corporacion.

Cómanselo ustedes, que les aproveche

Puntuación 1
#7
agricultor
A Favor
En Contra

es la misma jugada que han hecho con el confidor(imidacloprid),

hace unos 17 años bayer creo un insecticida revolucionario llamado confidor, el litro costaba 90 euros y tenian la patente, de la noche a la mañana los insecticidas que le hacian conpetencia fueron prohibidos, y no quedo mas remedio que usarlo.

pasaron los años y a bayer le caduco la patente, llegando este año a comprar un servidor una marca blanca (terrasita) por 17 euros el litro.

pues bien a partir de enero 2019 el uso del confidor queda relegado en la U.E a invernaderos.

el sustituto llamado MOVENTO, y del cual bayer posee la exclusividad, cuesta unos 140 euros, y de este tampoco hay estudios que nos digan si es bueno o malo.

Puntuación 2
#8
Son especialistas.
A Favor
En Contra

VENENO ALEMAN.

Puntuación 2
#9