Empresas y finanzas

PSN reparte entre sus mutualistas 50 millones como participación en beneficios en los últimos seis años

PSN, mutua sin ánimo de lucro orientada a los profesionales universitarios, ha repartido en los seis últimos años cerca de 50 millones de euros entre sus mutualistas en concepto de participación en beneficios, según informó en una nota de prensa.

En concreto, PSN repartió en el ejercicio de 2017 11,6 millones de euros, lo que implica una rentabilidad de sus productos de ahorro cercana al 4,2% de rendimiento.

La mutua, que contaba con unos 114.000 mutualistas al final del ejercicio de 2017, no tiene accionistas por lo que invierte los rendimientos que obtiene en servicios de valor añadido o de retorno económico, como es el caso de la participación en beneficios.

La mayoría de los seguros de ahorro y mixtos de PSN cuentan con participación en beneficios, un instrumento diferencial que complementa sus rendimientos.

De hecho, en 2017, la participación en beneficio se distribuyó en 7,9 millones para los planes de ahorro e inversión; 2,8 millones para los planes de jubilación; 719.000 euros para los seguros de vida riesgo y 193.000 euros para los seguros mixtos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.