Empresas y finanzas

Fomento contempla transferir a las autonomías la competencia de otorgar las licencias para Uber y Cabify

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha planteado la posibilidad de transferir de forma efectiva a las comunidades autónomas la competencia para otorgar licencias a vehículos de alquiler con conductor (VTC), las empresas como Uber y Cabify.

Se trata de una cesión que, según el ministro, requeriría de un "amplio consenso", dado que debería acometerse a través de una ley orgánica.

De esta forma, los gobiernos autonómicos pasarían a tener de forma efectiva la competencia en esta materia que en la práctica actualmente ya tienen, si bien por delegación del Ministerio de Fomento, que es quien actualmente la ostenta legalmente. Por el momento, Ábalos anunció su disposición a trabajar para "garantizar un marco equitativo y de convivencia ordenada" entre los VTC y el taxi, al considerar que "hay margen para favorecerla".

En este sentido, el ministro manifestó su decisión de mantener el ratio de regulación del sector aprobado y elevado a rango de Ley por el anterior Gobierno, el que establece la autorización de una licencia de VTC por cada treinta del taxi.

No obstante, con el fin de continuar trabajando para garantizar la convivencia de ambos modos de transporte público urbano, Ábalos anunció la próxima convocatoria de una Conferencia Nacional de Transportes con los consejeros de todas las comunidades autónomas y también los alcaldes de las principales ciudades.

De igual forma, el ministro avanzó que se reunirá con el sector "para conocer sus inquietudes" con el fin último de diseñar soluciones "proporcionadas y ajustadas al ordenamiento jurídico".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.