Empresas y finanzas

La familia Lara ultima la venta de la sede de Planeta a Blackstone por 210 millones

Inversiones Hemisferio, la patrimonial de la familia Lara, ha llegado a un principio de acuerdo con el fondo estadounidense Blackstone para venderle la sede de Planeta, ubicada en el número 662 de la avenida Diagonal de Barcelona, por unos 210 millones de euros.

Según avanza hoy La Vanguardia, Inversiones Hemisferio ha descartado finalmente la oferta que le ofreció Banco Sabadell, que le ofreció unos 170 millones por el inmueble -también histórica sede de Banca Catalana-, que es aproximadamente el valor de la hipoteca que lo grava.

Fuentes conocedoras de la operación han señalado que la compraventa está pendiente de cerrar algunos flecos y que podría concretarse en un par de semanas. Una vez que se formalice la venta, Planeta seguirá como inquilino del edificio a largo plazo.

La familia Lara adquirió el inmueble en 2001 por algo menos de 100 millones de euros al BBVA. Esta operación se enmarca en el proceso de reestructuración de la deuda del Grupo Hemisferio, que ultima la venta de la sede de Planeta para reducir deuda y obtener liquidez.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.