Empresas y finanzas

Walmart negocia la venta de la cadena japonesa Seiyu

La cadena minorista estadounidense Walmart negocia la posibilidad de desprenderse de la firma de supermercados japonesa Seiyu como parte de la reorganización de su presencia global, informó hoy el diario Nikkei.

El periódico, que cita fuentes conocedoras de la operación, calcula que la venta de Seiyu aportará a Walmart unos ingresos de entre 300.000 y 500.000 millones de yenes (2.680-4.460 millones de dólares o 2.290-3.820 millones de euros).

La operación forma parte de los intentos de Walmart por adaptarse ante la competencia del comercio electrónico por el empuje de firmas como Amazon, que también ha obligado a la cadena minorista a reforzar sus ventas por internet o buscar asociaciones dentro y fuera de Estados Unidos.

En enero pasado, Walmart anunció una alianza con el gigante de comercio electrónico japonés Rakuten y en mayo pasado compró la firma india del mismo sector Flikpart.

De cerrarse la operación con Seiyu, una de las más importantes cadenas de supermercados de Japón, implicaría la salida de Walmart de este país.

Ya en 2005 Walmart se desprendió de la cadena francesa Carrefour y seis años después de la británica Tesco. De acuerdo con Nikkei, los potenciales compradores que ha contactado Walmart son otras firmas de supermercados de Japón o grupos de inversión.

Seiyu comenzó sus operaciones en 1963. Walmart entró por primera vez en la firma en 2002, con una participación del 6,1 % de las acciones, tres años se hizo con el control mayoritario y después realizó operaciones sucesivas para controlar el total de los títulos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.