Empresas y finanzas

Sacyr ejecuta una reestructuración en su filial de Industrial

  • Dota a la división de un consejo presidido por Manrique

Sacyr ha acometido una reestructuración societaria de su filial Sacyr Industrial para dotarle de independencia jurídica y equipararla a las otras tres divisiones del grupo, Concesiones, Construcción y Servicios.

Sacyr Industrial dependía hasta ahora legalmente de la filial de Servicios -Valoriza-. Con el cambio, la sociedad pasa a tener un consejo de administración, frente al administrador único anterior. Al frente del mismo se ha designado al presidente del grupo, Manuel Manrique. Como consejeros figuran José Manuel Loureda López, presidente de Sacyr Nervión, Pedro Sigüenza, consejero delegado de Sacyr Construcción, y Gonzalo García San Miguel, consejero delegado de Sacyr Industrial. Como secretario no consejero actúa José Luis Lázaro.

García San Miguel fue nombrado consejero delegado de Sacyr Industrial, una de las divisiones del grupo que más crece, el abril pasado, en sustitución de Pedro Sigüenza, quien fue promovido como primer ejecutivo de Sacyr Construcción para relevar a José María Orihuela.

Por otra parte, Sacyr informó ayer de que ha puesto en servicio su quinta autopista en Chile, la Ruta del Limarí, una vía de 86 kilómetros de longitud entre La Serena y Ovalle. La compañía ha invertido 180 millones de euros en su construcción y ahora la explotará durante los próximos 30 años. El grupo suma una cartera total de 13 proyectos concesionales en Chile, además del hospital de Antofagasta y del aeropuerto de Puerto Montt.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.