Empresas y finanzas

Apollo deja en el aire la venta de Evo Banco pese al interés de potenciales compradores

  • La ruptura de la negociación con Crédit Mutuel congela los planes del fondo
  • La entidad española eleva sus gastos un 81% desde que está bajo el control de la gestora

Incógnita sobre el futuro de Evo Banco. El fondo norteamericano Apollo, dueño de la entidad desde 2014, guarda silencio sobre sus intenciones con el banco después de que hace algo más de un mes se frustraran las negociaciones que mantenía en exclusiva para vender la entidad al grupo financiero francés Crédit Mutuel. Tras la ruptura de las conversiones, Apollo ha salido de escena sin informar si el banco continúa o no en venta.

La situación deja paralizados a potenciales interesados que desconocen en qué punto está el proceso para avanzar en los pasos de meter cabeza en una nueva ronda para ver el banco, según informan fuentes conocedoras de la operación a este diario.

El fondo norteamericano compró la entidad en 2014 a Novagalica Banco (hoy Abanca) por 60 millones de euros, con el compromiso de mantenerla durante los próximos cinco años, periodo que culmina el año que viene. No obstante, el fondo inició antes las negociaciones de venta aunque tuviera que esperar a 2019 para ejecutarlas.

Los planes de la compañía pasaban por vender Evo al menos por 300 millones de euros, para recuperar la inversión realizada en el banco. Cabe destacar que la filial luxemburguesa que tiene el control de la entidad, Smart Holdco, mantiene una deuda con su matriz de 293 millones de euros.

Bankinter es una de las entidades que se ha reseñado públicamente sobre su interés por el banco. La consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, aseguró en la última presentación de resultados del grupo, cuando las negociaciones para vender Evo ya se mantenían en exclusiva con Crédit Mutuel, que en el caso de que se cayera este comprador estarían interesados en volver a mirar el banco.

Regreso a beneficios

El grupo Evo Banco ha pasado de tener unas pérdidas en 2014 de 86 millones de euros a ganar el año pasado 23,8 millones de euros. Sin embargo, en el periodo de tiempo que Apollo controla Evo, la entidad ha aumentado los gastos de explotación un 81 por ciento. El banco cerró 2014 con unas gastos de explotación de 89,4 millones de euros que escalaron hasta los 162,3 millones de euros a diciembre de 2017.

No obstante, la entidad verá reducidos sus gastos de cara a este año tras haber ejecutado el mayor recorte tanto en plantilla como en sucursales desde su nacimiento. Evo anunció el pasado octubre un ajuste del 60 por ciento de los empleados para reducirlos de 450 a 180.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado