Empresas y finanzas

Los socios de la SGAE impiden la reelección de su presidente Fernández Sastrón

  • Fernández Sastrón, contra las cuerdas
  • Los socios también rechazan las cuentas de 2017

Malas noticias para el presidente de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón. Una gran mayoría de los socios -16.622 sobre un total de 24.683, el equivalente al 66,61 por ciento de los presentes hoy en la asamblea anual- han rechazado la modificación de los estatutos, lo que impide que pueda presentarse a la reelección.

Fernández Sastrón suma ya dos mandatos en la junta directiva y, tras anunciar elecciones para después del verano, había anunciado su intención de volver a ser presidente. Para ello necesitaba modificar antes los estatutos, algo que no ha sido posible. De hecho, en la junta directiva solo pudo sacar adelante esta reforma, anulada ahora por la asamblea, con su propio voto tras producirse un empate técnico.

Sastrón se queda solo

Un grupo de 500 socios, entre los que destacan nombres como el de Pedro Almodóvar, Fernando Trueba, Alejandro Amenábar, Santiago Segura, Pedro Ruiz o Kiko Veneno, se habían unido contra esta reforma para pedir el voto en contra y evitar que Fernández Sastrón, según dicen, se pudiera "perpetuar en el cargo con el apoyo de los músicos de la Rueda", el presunto fraude la música nocturna investigada por la Justicia. Además de rechazar los estatutos el 61,72 por ciento de los socios han rechazado también su gestión. Son 16.133 votos en contra sobre un total de 26.140. Tan sólo el 34,66 por ciento ha respaldado su labor al frente de la entidad en el último ejercicio, mientras que el 3,63 por ciento se abstenido.

Los socios de la SGAE presentes en la asamblea también han votado en contra de forma mayoritaria a las cuentas anuales de la entidad en 2017. En este caso, los votos en contra han alcanzado el 56 por ciento del total, por un 38 por ciento que ha votado a favor y un 5 por ciento de abstenciones. Este punto del orden del día tuvo 25.581 votos. Según explicaron distintos autores presentes en la sala, Fernández Sastrón se ha marchado visiblemente molesto entre peticiones de dimisión por parte de los asistentes y sin dar explicaciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.