Empresas y finanzas

La dieta cetogénica consigue una respuesta positiva de reducción en la frecuencia de las crisis epilépticas

La dieta cetogénica consigue respuesta positiva de reducción en la frecuencia de las crisis en un 70 por ciento de los pacientes con epilepsia refractaria, según expertos reunidos en XLI Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica, que se celebra hasta el sábado en Girona.

MADRID, 14 (EUROPA PRES)

La dieta cetogénica tiene como característica principal la limitación del consumo de hidratos de carbono, a cambio de aportar una gran cantidad de grasa y asegurando el aporte necesario de proteínas para ayudar a garantizar un buen crecimiento, desarrollo y actividad en un niño. En sí, es forzar al cuerpo humano a un estado metabólico similar al ayuno, alcanzando un estado de cetosis, utilizando las grasas como principal fuente de energía.

"Es fundamental el definir precozmente la refractariedad de la epilepsia para poder así elegir al mejor candidato a la dieta cetogénica. No debemos esperar mucho tiempo en iniciar esta terapia y ni mucho menos agotar todas las posibles opciones de fármacos antiepilépticos (FAEs) existentes en el mercado. El abordaje nutricional es fundamental en este tipo de pacientes", señala el doctor Manuel Blanco, director médico de Nutricia.

"En este sentido, modificando la dieta sin que suponga un gran impacto en la vida de estos pacientes, se consigue alcanzar una mejor calidad de vida para los niños que sufren crisis epilépticas frecuentes", matiza el experto.

La dieta cetogénica ha demostrado una alta adherencia entre los pacientes con epilepsia. De hecho, el porcentaje de respondedores a un tercer fármaco en estos pacientes cuando ha fallado el segundo son menos de un 5%, mientras que con la dieta se consigue hasta un 70% de respuestas positivas con la reducción total de crisis en un 10-30% . En estos pacientes se consigue una reducción de fármacos, objetivándose así mejoras en el estado cognitivo y conductual de los pacientes.

"Los efectos secundarios derivados de la dieta cetogénica son generalmente transitorios, menos graves que los derivados de un fármaco y fácilmente controlables por un experto en nutrición, figura esencial para asegurar el seguimiento y cumplimiento de la dieta, dando soporte al paciente y a la familia", añade el experto, quien destaca que, a pesar del carácter restrictivo de este tipo de dieta, lo que dificulta el aporte de determinados nutrientes, se podría asegurar la ingesta de éstos mediante determinados alimentos para usos médicos especiales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado