Empresas y finanzas

La quiebra de la británica Poundworld deja en el aire a 5.100 empleos

Reuters

La cadena británica de tiendas de productos a bajo precio Poundworld, propiedad del fondo TPG, ha sido puesta bajo tutela de los administradores designados por Deloitte, después de declararse en suspensión de pagos, dejando así en el aire el futuro de los alrededor de 5.100 empleados que trabajan en los 335 establecimientos de la compañía repartidos por el país.

No obstante, el negocio seguirá funcionando a la espera de encontrar un comprador de la totalidad o parte de la empresa y no se producirán por el momento despidos ni cierres de tiendas.

La quiebra de Poundworld representa un capítulo más en las dificultades que atraviesa el sector minorista del Reino Unido ante la inflación de costes experimentada, junto a la caída de las visitas de clientes, el debilitamiento de la confianza de los consumidores y un entorno cada vez más competitivo en el segmento de bazares.

Daniel Butters y Clare Boardman, socios en el área de reestructuraciones de Deloitte, han sido nombrados este lunes administradores conjuntos de Poundworld Retail Limited.

"El entorno del comercio minorista en Reino Unido sigue siendo extremadamente difícil y Poundworld ha tratado de hacer frente a esta situación mediante la reestructuración del negocio", declaró Clare Boardman, añadiendo que "lamentablemente, no ha sido posible". "Todavía creemos que puede encontrarse un comprador para el negocio o al menos de una parte", apuntó la administradora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.