Empresas y finanzas

Banca y fintech, ilusionadas ante el proyecto de 'sandbox' en España

  • El término alude a un banco de pruebas regulatorio
  • El sector cree que beneficiará a las empresas financieras innovadoras

La banca y las compañías tecnofinancieras o "fintech" están expectantes ante la creación en España de un espacio de pruebas regulatorio en el que las nuevas empresas de innovación financiera puedan probar sus iniciativas bajo un marco regulado, lo que se conoce en el argot como "sandbox" o arenero.

Se trata de una de las mejores soluciones para permitir que la innovación financiera se acelere, a la vez que se controlan sus riesgos evitando que afecten al consumidor final, explica el presidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), Rodrigo García de la Cruz, en un artículo publicado por Funcas.

Un "sandbox", añade, tiene como objetivo promover una competencia más efectiva en interés de los consumidores al permitir que las empresas prueben productos, servicios y modelos comerciales innovadores en un entorno de mercado real, al tiempo que se aseguran de que existan salvaguadas y garantías adecuadas.

Por eso la banca y las tecnofinancieras celebran que el Gobierno haya dado esta semana el primer paso para la creación de este banco de pruebas regulatorio al sacar a consulta pública un proyecto de ley de medidas para la transformación digital del sistema financiero.

Para entender el potencial de un "sandbox" para España, los expertos consideran que hay que tener en cuenta los beneficios que aporta, entre ellos, el desarrollo de la innovación y la creación del empleo, la actualización legislativa, la reducción de costes, el fomento de la competencia o la atracción de inversiones.

El "sandbox" ayuda a posicionarse en el circuito internacional de inversiones extranjeras en sectores innovadores, en el que actualmente destacan el Reino Unido, Australia, Japón, Canadá, Hong Kong y Singapur.

Y además, coinciden en que la puesta en marcha en España de uno de los primeros "sandbox" dentro de la Unión Europea puede atraer a empresas emergentes o "startups" de otros países que no cuenten con marcos regulatorios tan atractivos.

El Gobierno anunció desde hace meses la próxima implantación de un banco de pruebas regulatorio con el objetivo de colocar a España a la cabeza en el estímulo de la innovación financiera, lo que podría ser una oportunidad ya que son muy pocos los países que han puesto en marcha un "sandbox" para mejorar la regulación financiera.

España podría ser uno de los pioneros en Europa continental y Latinoamérica, aunque el presidente de la AEFI advierte de que hay países como Francia, Italia, México o Brasil que están trabajando "muy intensamente" para lanzar su propio "sandbox".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado