Empresas y finanzas

Escotet deja la presidencia de Abanca para 'salvar' su negocio en Venezuela

  • El régimen detiene a once directivos de Banesco por intercambio de divisas

El empresario venezolano Juan Carlos Escotet ha decidido dejar de manera provisional la presidencia no ejecutiva de Abanca para trasladarse a Venezuela y defender sus intereses en el país. El régimen venezolano ha detenido en las últimas horas a 11 de los máximos ejecutivos de la entidad por supuestamente colaborar con una red de transacciones en negro de divisas.

Según informó la entidad, la ausencia de Escotet tiene la finalidad de apoyar y atender los equipos instalados en el país latinoamericano ante la "gravedad" de los acontecimientos. En su lugar, ha sido nombrado presidente no ejecutivo el consejero Eduardo Eraña Guerra.

Las relaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y el empresario se han venido deteriorando en los últimos años. No es la primera vez que algunos de sus máximos dirigentes acusan a la entidad de participar en distintas operaciones sospechosas. Las pasadas navidades, incluso, llegaron a insinuar la posibilidad de expropiar el Banesco.

Desde la entidad sostienen que cualquier situación que suceda en Venezuela no afectará a Abanca, ya que no dependen entre sí. Escotet se hizo con el grupo gallego en 2014, cuando se adjudicó la antigua Novagalicia.

El español Óscar Doval, presidente ejecutivo de Banesco, fue arrestado tras declarar el miércoles por la noche ante la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim), que lo había citado junto con otros ejecutivos del mayor banco privado venezolano. Además de Doval fueron detenidos un consultor jurídico, cuatro vicepresidentes, un director, dos gerentes y dos oficiales de servicio, precisó el fiscal general del régimen chavista, Tarek William Saab, informa Afp.

Las autoridades acusan a la entidad de facilitar o encubrir «ataques» contra el bolívar mediante la salida de papel moneda a otros países y la especulación con el precio del dólar en el mercado negro. «El objetivo final (de esas acciones) ha sido destruir la moneda venezolana», aseguró Saab, indicando que una inspección en el terreno determinó múltiples «omisiones en la prevención y monitoreo contra la legitimación de capitales».

Las detenciones se produjeron cuando los directivos del banco acudían a una reunión en la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban)

En sus últimas declaraciones públicas, en febrero, Escotet se mostró tranquilo sobre el desarrollo de las actividades de Banesco y descartó cualquier acción del Gobierno contra la entidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

A Favor
En Contra

El chavismo acabará expropiando todo, aunque ya de facto lo hizo con la política monetaria devaluando el valor del dinero hasta no valer absolutamente nada.

Venezuela es el ejemplo perfecto de lo que le espera a muchas socialdemocracias en el mundo cuando los aborregados votantes socialdemócratas acaben votando por comunistas o nacionalsocialistas.

Puntuación 6
#1