Empresas y finanzas

Por cada hora de más que pasan sentados los mayores de 65 años aumenta en un 6,4% su riesgo de mortalidad cardiovascular

Por cada hora que pasan sentados los mayores de 65 años aumenta en un 6,4 por ciento su riesgo de mortalidad cardiovascular, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en colaboración con el IMDEA Alimentación y el CIBER de Epidemiología.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Para alcanzar esta conclusión, publicada en el 'American Journal of Preventive Medicine' y recogida por la plataforma Sinc, los científicos analizaron a 2.657 adultos mayores de 65 (1.682 mujeres) que entre los años 2001 y 2003 informaron sobre el tiempo que permanecían sentados al día. Todos ellos fueron seguidos durante una media de más de nueve años con el fin de conocer las causas de su fallecimiento.

De esta forma, los investigadores observaron que, comparados con los que fueron consistentemente sedentarios, aquellos que mantuvieron niveles bajos de sedentarismo tenían un 33 por ciento menos de riesgo de muerte cardiovascular.

BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

Asimismo, observaron que los mayores que hacían suficiente actividad física y que redujeron su tiempo sentado tenían un 48 por ciento menos de probabilidad de morir por enfermedades cardiovasculares, cuando los comparaban con aquellos mayores inactivos y consistentemente sedentarios.

"El tiempo sentado es un importante factor de riesgo de mortalidad cardiovascular en los mayores. Sin embargo, la epidemia del sedentarismo no solo afecta a la salud de los mayores. En proyectos anteriores hemos comprobado que el sedentarismo se asocia con factores de riesgo cardiovascular también en niños y adolescentes, incluso con su rendimiento académico. Por tanto, debemos ser capaces de encontrar estrategias efectivas que provoquen un cambio en los estilos de vida de todos los segmentos de la población", ha dicho la autora principal, Verónica Cabanas-Sánchez.

Las enfermedades cardiovasculares, entre las que se incluyen las enfermedades cerebrovasculares, las enfermedades isquémicas y el infarto agudo de miocardio, son la principal causa de muerte en España. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística, estas ocasionaron en 2016 el 29,17% de las muertes (119.778 casos), representando la primera causa de muerte entre las mujeres (31,98%) y la segunda entre los hombres (26,46%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias