Empresas y finanzas

La alimentación vegana: un negocio de 5.000 millones

Ebro es la dueña de Vegetalia

En hostelería, el número de locales con este tipo de dieta se ha duplicado en cinco años y la industria se ha subido al carro y apuesta por productos hechos a base de vegetales. Ebro Foods, Pascual, Unilever o Nestlé han entrado con fuerza en el sector.

La alimentación vegana gana peso en España. Según el último estudio de The Green Power, elaborado por la consultora Lantern, el número de restaurantes especializados en este tipo de dieta se ha duplicado en apenas cinco años, pasando de 353 en 2011 a 703 al cierre del último ejercicio.

Y aunque las cifras de este año todavía no son públicas, parece que la tendencia se mantiene y nos acercamos ya a los 800 locales. Son ya más de 3,5 millones de personas en España las que buscan una alimentación diferente y, de acuerdo con Lantern, el mercado global de este tipo de productos podría elevarse a 5.000 millones de euros en 2020.

El número de españoles que están reduciendo su consumo de carne totalmente o de manera esporádica va en aumento y casi un 8 por ciento de los mayores de 18 años sigue ya una dieta vegetariana en alguna de sus variantes. Y el dato es aún más significativo entre el público femenino, porque una de cada diez mujeres es veggie.

El Observatorio Nestlé de Hábitos Nutricionales y Estilo de Vida reflejó ya un clarísimo cambio de tendencia en los hábitos alimentarios en el informe realizado el año pasado. En él se aseguraba que "el 17 por ciento de la población se identifica ya con la opción flexitariana, ya que considera que su consumo de carne y pescado es ocasional".

Pero hay datos aún más significativos porque ya en 2015 un 43 por ciento de los españoles, siempre según este estudio, redujo o ni siquiera probó el consumo de carne roja. Y, según el Observatorio de Nestlé, "por otro lado, el 25 por ciento de los consumidores españoles ha probado algún sustituto cárnico en los últimos 12 meses".

La industria se posiciona

Conscientes de esa realidad, la industria alimentaria ya ha empezado a trabajar en el lanzamiento de productos que se ajusten a esas nuevas exigencias, y algunas empresas que operan en nuestro país han decidido ponerse manos a la obra para sacar al mercado alimentos que conquisten a los consumidores que opten por esas tendencias alimentarias. Eso sí, teniendo en cuenta que no todos los consumidores veggies son iguales, sino que pueden dividirse en tres tipos distintos.

Por un lado está la dieta flexitariana, que incorpora frutas, verduras, cereales, legumbres, lácteos y huevos, y sólo ocasionalmente carnes animales, pescados o maricos. Por otro lado está la vegetariana, de características similares, pero excluyendo totalmente la carne y el pescado. Y, por último, la vengana, la más restrictiva de todas, que elimina todos los productos de origen animal y deja fuera así, al margen de las carnes o el pescado, los huevos, los lácteos o la miel.

La tendencia 'veggie'

Variedades en las que ya están trabajando compañías del sector alimentario como Ebro Foods, Unilever, Calidad Pascual o Nestlé.

Ebro, el líder mundial del arroz, propietaria de marcas como SOS o Brillante, y segundo fabricante de pasta con Panzani, ha creado ya toda una división de alimentación biológica, con productos específicamente para vegetarianos o consumidores veganos.

"Dentro del Grupo Ebro, llevamos trabajando algo más de dos ejercicios en la introducción de verduras en nuestras fórmulas de arroces y pastas con objeto de atender la demanda creciente de los consumidores hacia una alimentación basada en vegetales; estamos hablando de un nicho de negocio que en 2016 acumuló crecimientos del 10 por ciento", explican en la compañía.

Así, en Estados Unidos la empresa que preside Antonio Hernández Callejas lanzó ya en el año 2016 el concepto supergreens y dispone ya distintas gamas en el mercado bajo sus principales marcas.

Es el caso de Ronzoni Garden Delight, Ronzoni SuperGreens, Catelli SuperGreens o Catelli Smart Veggie. A ello le han seguido las marcas de pasta en Europa, Garofalo y Panzani, desarrollándose igualmente distintas referencias bajo las marcas Riso Scotti y Brillante, que la empresa ha lanzado recientemente al mercado, dentro de su categoría de vasitos, la gama de Brillante Benefit, "un concepto que aúna salud y convenience, consistente en mezcla de granos, verduras y legumbres", según la commpañía. "A esto hay que añadir que a principios de este 2017 adquirimos dentro de nuestra dvisión de alimentación BIO y saludable, la compañía Vegetalia, dedicada exclusivamente a la producción de productos basados en proteína vegetal.

Su portafolio se extiende desde vegeburguers a croquetas vegetales, patés vegetales, tofu, seitán o tempe". De hecho, concretamente en el caso del tempe, Vegetalia es uno de los pocos fabricantes a nivel europeo.

En la misma línea también Unilever acaba de lanzar al mercado Flora Esencia, una margarina cien por cien vegetal, sin lactosas, conservantes ni aceite de palma, apta para las personas que siguen una dieta vegana. "El lanzamiento se enmarca dentro del Plan Unilever para una vida sostenible, que tiene como objetivos mejorar la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas, además de reducir el impacto medioambiental", según sostiene la compañía que acaba de vender sin embargo toda su división de margarinas al fondo KKR.

Pascual apuesta por los alimentos saludables

En la misma línea también, Calidad Pascual ha lanzado al mercado The Goods, lo que supone la entrada en un nuevo segmento con la primera gama de smoothies vegetales del mercado con más verdura que fruta. Con una elaboración que mantiene las propiedades, vitaminas y minerales de sus ingredientes y no tiene azúcares añadidos, conservantes ni aditivos, los productos de esta nueva marca son aptos para veganos e intolerantes al gluten.

Con esta nueva apuesta, Calidad Pascual no sólo da respuesta a la tendencia veggie del consumidor, sino que marca un antes y un después en los casi 50 años de su existencia, al entrar en una categoría inexplorada hasta la fecha, la de los smoothies vegetales que, en el último año, ha crecido un 49 por ciento en facturación y un 30 por ciento en penetración en hogares.

"Queremos ser naturales, saludables y modernos", resaltó en la presentación de The Goods el director de Innovación Disruptiva y Desarrollo de Negocio de Calidad Pascual, Álvaro Bernad, el pasado mes de octubre. Lo que se busca es "una apuesta saludable que contribuya al bienestar de nuestros consumidores. The Goods es lo que se ve en el envase y nada más: cien por cien verdura y fruta, un superingrediente, sin azúcar añadido y sin conservantes ni aditivos. Y todo ello en un formato on the go ideal para consumir en cualquier momento y lugar", matizó Bernad.

Con el lanzamiento de esta nueva marca, Calidad Pascual ha querido además ir en la línea de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición que, a través de la Pirámide Naos, sostiene que las frutas y las verduras deben consumirse diariamente y varias veces al día.

Junto con otros alimentos como los cereales, los lácteos o el aceite de oliva, tanto las frutas como las verduras deben ser la base de nuestra alimentación. Concretamente, las recomendaciones generales establecen la necesidad de tomar al menos 600 gramos de frutas y verduras al día. Estas recomendaciones se pueden traducir a un lenguaje mucho más sencillo, estableciendo en cinco las raciones de frutas y verduras recomendadas.

Y eso es algo que sólo cumple el 11 por ciento de la población adulta en España. Y si estas cifras no son halagüeñas, tampoco lo son las de la Encuesta Nacional de Salud que, centrándose solamente en el consumo de verduras, muestra que más del 50 por ciento de la población no toma diariamente verduras.

Precisamente, con el foco puesto en la reducción de la ingesta de productos de origen animal, Nestlé lanzó el año pasado una nueva gama de productos llamada Garden Gourmet -hamburguesas, nuggets vegetarianos, albóndigas vegetarianas y bocaditos braseados-.

Una gama que, según explicó la compañía en el momento de su lanzamiento, pone a disposición de los consumidores productos refrigerados sustitutivos de la carne, elaborada a base de proteína vegetal "y pensada para personas que han decidido reducir el consumo de proteínas de origen animal, pero que no quieren renunciar al sabor y al placer".

Consciente de que "cada vez son más las personas que se decantan por la opción flexitariana, que contempla el consumo de vegetales, frutas, legumbres y cereales, con la inclusión de carne y pescado de forma más ocasional", Nestlé amplió el pasado mes de mayo esa gama con dos variedades de empanados a base de vegetales: empanado italiano, con mezcla de tomate cherry y quesos mozzarella, desnatados y gouda, sazonado con plantas aromáticas, y el empanado de espinacas y queso, con espinacas y arroz, y mezcla de quesos gouda y edam.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado