Empresas y finanzas

Una red social para invertir replicando las operaciones de expertos

El "social trading" ofrece la posibilidad de llevar a cabo inversiones a través de una red social que permite replicar las operaciones realizadas por brokers profesionales a los inversores sin experiencia.

La "fintech" británica Ayondo presentó esta semana en Madrid su plataforma de "social trading" de la mano del gestor de patrimonios Josef Ajram, con la que pretenden unir las redes sociales con la inversión bursátil privada.

El concepto de esta nueva forma de inversión es poner en contacto a inversores minoritarios con profesionales a través de una red social que permite a los primeros realizar las mismas operaciones que los inversores profesionales.

Los inversores expertos o "traders" publican sus operaciones bursátiles en sus perfiles de la plataforma a cambio de comisiones que les reporta la "fintech", para que sus seguidores puedan replicar las operaciones en sus cuentas.

Los "followers" o seguidores pueden elegir a qué brókers seguir, de la misma forma que en redes sociales convencionales, y de manera automática las operaciones que realicen los "traders" a los que siguen se ejecutarán en su propia cuenta.

De esta manera, los inversores sin experiencia o sin tiempo, evitan tener que hacer análisis rigurosos del mercado, aunque desde la plataforma insisten en que sí es necesaria una prospección sobre qué brókers son más convenientes para el cliente según su perfil y el riesgo que esté dispuesto a asumir.

Para unirse a la red social de Ayondo como seguidor se requiere un capital mínimo de 1.000 euros, aunque también permite comenzar con una cuenta de prueba y utilizando dinero virtual.

Esta red social también permite a los seguidores convertirse en "traders" mediante inversiones de forma individual y tratando de conseguir seguidores que le permitirán subir en el escalafón y llegar a cobrar comisiones por sus inversiones exitosas.

No obstante, las operaciones que estas nuevas plataformas ofrecen se realizan a través de contratos financieros por diferencias o CFDs (por sus siglas en inglés), de los que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha advertido en varias ocasiones sobre su complejidad y su alto riesgo.

Por ello, el regulador español, al igual que los de otros países europeos, considera que no son productos adecuados para los inversores minoristas.

De hecho, según un estudio elaborado por el supervisor bursátil sobre este tipo de productos en 2015 y 2016, el 82 % de los clientes que operaron con ellos sufrió pérdidas, que ascendieron a 142 millones de euros.

Ayondo, que está registrada en la CNMV, exige a todos los usuarios cumplimentar un formulario sobre información financiera y experiencia inversora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias