33043

Artur Mas adjudicó a los Sumarroca 194 contratos por casi 210 millones

Javier Romera / Eva Díaz madrid.
8/09/2015 - 6:00

La llegada del líder de CiU al poder en Cataluña potenció la facturación de obra pública del grupo Anticorrupción ve indicios de que el clan pagaba el 3% de comisiones a cambio de concesiones

Los negocios de la familia Sumarroca -son propietarios de la constructora Teyco y tienen además el 30 por ciento de Comsa Emte- sufrieron, como todos los relacionados con el ladrillo, el inicio de la crisis económica a partir del año 2008. No obstante, en su caso se produjo un hecho fundamental a partir de diciembre de 2010: la llegada de Artur Mas a la presidencia de la Generalitat, lo que permitió abrir el grifo e impulsar de nuevo su contratación para realizar obra pública. Desde entonces, al menos una docena de sus empresas se ha beneficiado de las adjudicaciones realizadas en Cataluña, algunas de ellas directamente a dedo.

De acuerdo con los dato recogidos por la Plataforma de Contratación Pública del Gobierno autonómico, en los últimos cinco años la Generalitat y sus distintos organismos e instituciones públicas han concedido a las empresas de los Sumarroca un total de 194 contratos por un importe de 209,7 millones de euros. El contrato más alto adjudicado a la filial Comsa Concesiones se produjo el 12 de enero de 2011 por un importe de 69,7 millones de euros para las obras de construcción del centro intermodal de El Prat de Llobregat (Barcelona).

Los trabajos, que se iniciaron en el primer semestre de 2011 tenían un plazo de ejecución de tres años, se adjudican a través de la empresa pública Gisa (Gestió d'Infraestructuras) y se financiaron con fondos Feder.

El mayor contrato, a una UTE

En aquella ocasión Comsa no iba solo, sino asociada en una Unión Temporal de Empresas (UTE) con Dragados y FCC. Habían pasado sólo dos años desde que Comsa, una contructora controlada por la familia Miarnau, se fusionara con Emte, propiedad de los Sumarroca, que se hicieron con un 30 por ciento del capital de la que pasó a ser la segunda constructora no cotizada de España.

La mayor parte de los contratos adjudicados tienen sin embargo un importe mucho menor, sin llegar en muchos casos ni siquiera al medio millón de euros. La sociedad que ha logrado un mayor de adjudicaciones durante este periodo ha sido Emte Service SAU, con un total de 82 contratos, por 22,25 millones de euros. Así, por ejemplo, se adjudicó el mantenimiento de edificios en la Universidad Rovira i Virgili por 3,1 millones de euros; los sistemas de eficiencia energética del Centro de Alto Rendimiento de San Cugat del Vallés por 3,18 millones o el mantenimiento de las instalaciones de TV3 por dos millones.

La segunda empresa de los Sumarroca que más adjudicaciones ha logrado bajo las dos últimas legislaturas de Mas como presidente de la Generalitat ha sido Teyco, que consiguió 53 adjudicaciones por 48,3 millones. Así realizó las obras en el centro de formación profesional del parque de automoción de Martorell, reformó el área quirúrjica del Hospital de Vic o hizo también obras en la Universitat de Girona.

Igualmente activa en la contratación de obra pública aparece Emte SLU, con 22 contratos por 17,1 millones y que realizó trabajos en la línea de ferrocarril de Sabadell o en la Estación de Poble Sec.

El problema del 3%

La cuestión de fondo es que la Fiscalía Anticorrupción tiene serios indicios de que los Sumarroca, vinculados durante años a la familia Pujol -el patriarca Carles Sumarroca es uno de los fundadores de Convèrgencia Democrática de Catalunya (CDC)- han estado financiando e intercambiando favores con el partido desde hace décadas.

Después de un año imputado, el pasado mes de julio, la Guardia Civil detuvo en este sentido al exconsejero delegado de Teyco, Jordi Sumarroca, y a un tío y a una prima suyos, en una operación contra la corrupción y el blanqueo en la que también fue arrestado el exalcalde de Torredembarra Daniel Masagué y un asesor fiscal. El Ministerio Pública acusa a los Sumarroca de pagar el 3 por ciento en comisiones a cambio de adjudicaciones públicas por parte de administraciones encabezadas por CiU. Por su parte, desde Teyco aseguran que no se trata de comisiones, sino de "donaciones legales y transparentes" para "contribuir al avance" de la sociedad catalana.

A pesar de los 194 contratos que consiguieron, desde la constructora insisten en que la obra pública tiene muy poco peso en la facturación de Teyco en comparación con otras compañías. Sin embargo, ellos mismos reconocen que su cartera de negocio está compuesta en un 56,5 por ciento de las licitaciones, frente al 43,5 por ciento que supone la obra privada.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines





Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 110,83 -2,25 -1,99%
FRA 32,69 -0,34 -1,01%
ITA 146,78 -1,05 -0,71%
GRE 375,37 -4,95 -1,30%
POR 146,86 -4,00 -2,65%

Ecotrader



Evasión

El hotel más antiguo de Madrid

El hotel más antiguo de Madrid



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens