Empresas y finanzas

Sarkozy promete el "pleno empleo" en 2012 y paro inferior a cinco por ciento

París, 29 mar (EFECOM).- El "pleno empleo" en el horizonte de 2012, con una tasa de paro inferior al cinco por ciento, es el principal objetivo económico en el programa de campaña del candidato conservador a las presidenciales francesas Nicolas Sarkozy, según diario "La Tribune".

Ese programa que se va a repartir en varios millones de ejemplares en los próximos días, y cuyo contenido avanzó hoy el diario económico, establece un dispositivo para lograr ese objetivo, cuyo elemento central es lo que Sarkozy llama "la rehabilitación del trabajo".

La tasa de desempleo en Francia fue del 8,4% de la población activa en febrero, según los datos avanzados por "La Tribune" -los oficiales se hacen públicos esta noche-, lo que significa una décima menos que en enero.

Las propuestas de este documento electoral -titulado "Mi proyecto. Juntos todo es posible"- ya las ha estado presentando el presidente de la gubernamental Unión por una Mayoría Popular (UMP) en sus apariciones públicas de las últimas semanas, pero algunas aparecen precisadas o matizadas.

El antiguo ministro del Interior y de Economía insiste en que quiere ser "el presidente del poder adquisitivo" y para ello contempla varias medidas, la más emblemática una remuneración de las horas extraordinarias "al menos" un 25% superior que las de las convencionales, además de su exoneración de toda cotización social y de toda imposición.

El candidato conservador, que afirma que pedirá a las empresas "un esfuerzo en los salarios" a cambio de las reducciones de cotizaciones, quiere que "la igualdad salarial y profesional sea total de aquí a 2010".

El compromiso de Sarkozy de reducir en cuatro puntos la fiscalidad durante el próximo quinquenio presidencial, en caso de ser elegido, no aparece en el texto de su programa, y queda limitado a un "hacer todo lo posible" para reducir los impuestos.

Frente a las suspicacias que ha generado su voluntad de flexibilizar la aplicación de la reducción del tiempo de trabajo a 35 horas semanales, se compromete a crear una "Seguridad Social Profesional".

En concreto, eso significaría que "una persona despedida por motivos económicos no perdería su contrato de trabajo" sino que éste sería transferido a los servicios públicos del desempleo, que le garantizarían un 90% de su antigua remuneración el tiempo que fuera necesario para encontrar un nuevo empleo, realizar una formación para actualizar su cualificación o probar una nueva actividad.

En política de vivienda, el objetivo de "permitir que cada familia sea propietaria" se traduciría en la posibilidad de deducir en el impuesto sobre la renta los intereses de un préstamo hipotecario.

Además, para estimular el mercado del alquiler, propone suprimir la obligación de una fianza, a cambio de lo cual un mecanismo público aseguraría a los propietarios frente al riesgo de impagos. EFECOM

ac/cg

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias