Empresas y finanzas

¿Qué hacer si le afecta la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair de todo el mes de septiembre?

¿Le afecta la huelga convocada por los tripulantes de cabina de Ryanair para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre? ¿Qué hacer en ese caso? Los sindicatos protestan así por el anunciado cierre de las bases de Gran Canaria y Tenerife Sur y el posible cierre de Girona, así como los despidos que se puedan derivar.

Al no alcanzarse un acuerdo que paralice estos paros (Ryanair y los sindicatos USO y Sitcpla no lograron un pacto en la reunión de este martes) es muy probable que, durante esos días, cientos de vuelos sufran cancelaciones y retrasos perjudicando a los pasajeros que ya tenían su viaje contratado.

En estos casos, los afectados por la huelga de tripulantes deben conocer los derechos que les asisten para buscar una solución.

Derechos del pasajero ante una huelga así

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en su sentencia del 17 de abril, indica que "la ausencia espontánea de una parte importante del personal de navegación de una aerolínea no constituye una 'circunstancia extraordinaria' que les exima de indemnizar a los pasajeros afectados". Según el TJUE, una huelga de personal, no es una causa de "fuerza mayor" si no se cumplen los requisitos de ajenidad (ajena a la aerolínea), inevitabilidad e imprevisibilidad.

Por este motivo, desde www.reclamaciondevuelos.com informan de que "cualquier persona que se vea afectada por la huelga de los tripulantes de cabina y sufra cualquier tipo de cambio en la reserva aunque lo acepte, podrá reclamar a Ryanair una indemnización de 250 a 600 euros más los gastos en los que ha incurrido por la incidencia o ha dejado de disfrutar y los daños y perjuicios ocasionados". Aseguran, que ya han reclamado favorablemente por miles de pasajeros por las huelgas de Ryanair del pasado verano con total éxito.

Según la plataforma es importante destacar que incluso aunque el pasajero acepte el cambio, si este no se avisa o se avisa con menos de 14 días de antelación, se podrá reclamar la indemnización más los gastos que se generen o se dejen de disfrutar como hoteles, coches de alquiler, comidas…

Es obligación de la aerolínea pagar esa indemnización y deberá reprogramar el vuelo sin coste en una fecha posterior convenida con el pasajero o reembolsar el dinero si no puede ofrecerla o el pasajero rechaza las alternativas.

"Imaginemos que nuestra reserva es para el día 1 de septiembre y nos avisan con menos de 14 días de antelación de que nuestro vuelo de ida se pospone a unas horas después, al día siguiente, o se cancela. En ese caso nos deben dar una alternativa y siempre podremos reclamar esa indemnización de 250 a 600 euros más los gastos en los que se incurra o deje de disfrutar aunque aceptemos el cambio."

El año pasado, cuando se dio una situación similar, la aerolínea no avisó o lo hizo con una antelación menor a 7 días, lo que no es suficiente según el Reglamento 261/2004 de la UE.

Tipos de indemnización a reclamar

Según el Reglamento 261/2004 de la UE al que Ryanair está sujeto, en caso de que el pasajero sufra una cancelación o retraso de más de tres horas al destino final el pasajero podrá reclamar:

1- Indemnización de 250 a 600 euros que varía en función de la distancia en vuelo hasta el destino final. Si el vuelo es de menos de 1.500 km tendrá derecho a 250 euros de indemnización. Si la distancia es de 1.500 a 3.500 km, 400 euros. Si supera los 3.500 km y es un vuelo comunitario 400 euros y si es extracomunitario, 600 euros de indemnización.

2- Reembolso del billete comprado si no reprograman el vuelo de forma gratuita o el pasajero no desea aceptar la alternativa porque no le conviene. Si el pasajero compra un nuevo vuelo para llegar a su destino, podrá exigir a la aerolínea que pague por el nuevo vuelo contratado (que generalmente es más caro debido a que su compra se realiza con muy poca antelación), en lugar del reembolso del primer vuelo.

3- Gastos en los que se incurra o deje de disfrutar como daño y perjuicio: hoteles perdidos en destino o pagados por el afectado durante la espera, taxis, comidas en el aeropuerto o fuera de él, tours perdidos, días de vacaciones, reuniones de trabajo, alquiler de coche...

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1