Agro

Planas responde a Susana Díaz que las ayudas de la PAC "no son un fondo de compensación territorial"

Planas con la consejera de Castilla y León y los organizadores de la jornada
Valladolid

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha respondido a la reclamación de Andalucía de blindar los fondos de recibe de la PAC, asegurando que las ayudas "no son un fondo de compensación territorial".

Planas ha asegurado con cierta ironía que "entiende" esas reivindicaciones de las comunidades para "blindar" cantidades o porcentajes de los fondos de la Política Agrícola Común como un apoyo, pero ha espetado que "no es un fondo de compensación interterritorial" sino que está destinada a mejorar el "rendimiento empresarial" del sector.

El pasado lunes, la Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias de esa Comunidad aprobaron una posición común en la que exigían que se mantuviese en la nueva PAC los 1.700 millones de euros que reciben y que no haya trasvase de fondos entre las Comunidades.

Planas, que ha intervenido este martes en Valladolid en las IX Jornadas de Cooperativismo Agrario 2018, organizadas por 'El Norte de Castilla', y en las que ha estado precedido por la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha valorado los documentos que elaboran las comunidades autónomas sobre la PAC con consenso del sector, pero ha matizado que la negociación "debe estructurarse y negociarse en Bruselas". Al respecto de ello, ha añadido que entiende las reclamaciones de "blindaje" de presupuestos o porcentajes como un "apoyo" también para lograr "más dinero".

Luis Planas ha advertido de que la PAC "no es un fondo de compensación" o solo un sistema de reparto de presupuestos, sino que son fondos destinados a agricultores y ganaderos para que puedan obtener un margen legítimo de rendimiento y puedan proporcionar a la sociedad alimentos en "cantidad, calidad y precio abordables", informa Europa Press.

El ministro no ha hecho mención a la reclamación que le ha hecho Milagros Marcos para que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sea quien encabece las negociaciones y se ha referido a ellas en primera persona y ha destacado la propuesta que lanzó al poco tiempo de llegar al cargo para que sea una negociación de Estado, primero con el apoyo de las OPA y las cooperativas y también con las comunidades autónomas, "todas sin excepción".

Planas ha explicado que, desde ahora hasta 2019 se negociarán y acordarán las políticas de la PAC, lo que se concretará según su previsión en el Consejo Europeo de mayo del próximo año. A partir de ahí, ha enfatizado, se deberá abordar la "negociación 'hispanoespañola'" para repartir los fondos que correspondan al país.

"No todo se soluciona con pedir un poco más, sino que es más complejo", ha recalcado el ministro socialista, que ha recordado que sólo con la salida del Reino Unido de la Unión Europea el porcentaje del PIB de cada Estado que irá a la PAC pasará del 1% al 1,3%.

Pero Planas ha enfatizado en la necesidad de una postura de unidad en el Estado para "defender" los intereses, pues ha recordado que en el primer 'pilar' la Comisión Europea plantea un recorte del 3,5 por ciento, y en el segundo, del 15 por ciento, por lo que se ha marcado como objetivo lograr "recuperar" esos niveles durante la negociación.

Asimismo, ha marcado como objetivos mantener "el mismo nivel de apoyo" en lo relativo al segundo 'pilar', a la que ha dado importancia en aspectos como la incorporación de jóvenes, mujeres y la modernización y digitalización. Otra meta comprometida por el ministro es que el porcentaje de fondos destinados a la incorporación de nuevos agricultores supere el 2 por ciento.

"Un país unido es fundamental para defender las políticas en Bruselas" con una posición de Estado "firme" para lograr los mejores resultados posibles, ha aseverado Luis Planas, quien ha reclamado también "sobrepasar" las posiciones "de un color o de otro" en referencia a los partidos políticos.

Capacidad de decisión

En cuanto al contenido de la PAC, Planas ha señalado varias novedades, entre las que ha hecho hincapié en el planteamiento de que cada Estado elabore un único Plan Estratégico para el reparto de fondos, pues ha recordado que hasta ahora existían 122.

De este modo, ha explicado que habrá dos partes de ese Plan, una primera dedicada al primer 'pilar' de la PAC, que será diseñado por el Ministerio de acuerdo con las OPA y las comunidades autónomas, mientras que en lo relativo al segundo 'pilar' se intentará modificar la propuesta de la Comisión para que las regiones mantengan una capacidad de decisión.

Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, ha lanzado un mensaje de "lealtad" y "unidad" con el Gobierno de España, al tiempo que ha ensalzado la labor previa que se ha realizado en Castilla y León, con un acuerdo de Comunidad sobre la PAC con el apoyo de los grupos políticos, las organizaciones agrarias y las cooperativas.

Marcos ha señalado los "grandes retos" que implica la PAC para los próximos años, y ha reclamado un compromiso del Estado para que se luche al menos por el mantenimiento de las cantidades para el segundo 'pilar', el que afecta a la incorporación de los jóvenes al campo, un aspecto fundamental para el sector en la Comunidad y para luchar contra la despoblación. En el caso de que no se lograse este objetivo, ha matizado, Marcos, deberían ser los gobiernos quienes compensen la diferencia.

Milagros Marcos ha recordado que Castilla y León recibe 1.200 millones de euros entre el primer y segundo pilar por parte del Estado y de la Comunidad.

Eso sí, ha advertido de que aun si no se pierde fondos pueden no ser suficientes, "porque las exigencias y los requisitos" serán mayores, sobre todo en el aspecto medioambiental.

La consejera también ha recordado las principales reivindicaciones de la Comunidad en el documento, como la definición concreta del concepto de agricultor genuino y la vinculación con la explotación familiar, para lo cual ha reclamado que no se limite el tamaño de la misma, pues ha recordado que en Castilla y León son el doble de grandes que la media estatal.

Los jóvenes, ha incidido, son "el gran reto" para Castilla y León, ya que si bien se han incorporado en mayor medida en los últimos años, en parte gracias al incremento de las subvenciones de la Junta en un 50 por ciento, ha matizado que "si no hay ayudas, no se pueden incorporar".

Asimismo, ha mostrado su acuerdo con el Ministerio en la necesidad de que todos los países cuenten con un único Plan Estratégico Nacional, pues ha advertido de que el país tiene que "competir con los de fuera" y no hacerlo entre las comunidades.

Marcos también ha apuntado la reclamación de que la PAC se vincula en mayor medida a la producción, pues ha reflexionado que en los últimos tiempos se ha desligado de ese concepto al introducir otras cuestiones como las medioambientales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.