De bombero forestal a convertirse en emprendedor con una granja de caracoles

25/10/2017 - 12:14
Imagen de Dreamstime

De realizar ensayos con caracoles "en una caja de zapatos" a ver a estos moluscos expandirse, por miles, por invernaderos que próximamente ocuparán una hectárea y media de superficie. Así se resume el camino recorrido por Francisco Javier Fernández Feliú desde que cursara Ingeniería Técnica Agrícola en Madrid hasta que finalmente decidiera apostar por Caracoles de Gredos, una explotación que en sus inicios en 2012 se antojaba arriesgada por su carácter alternativo, pero que no ha dejado de crecer, permitiéndole con ello cumplir uno de sus deseos personales más perseguidos, el de quedarse en su pueblo. Arenas de San Pedro, en plena sierra de Gredos abulense, acoge la granja de Hélix Aspersa Müller de este joven emprendedor de 36 años, una iniciativa pionera en la provincia en un sector, el de la helicicultura que, no obstante, parece encontrarse en clara fase de despegue. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Agro

El caracol tiene un papel protagonista en el recetario gastronómico de nuestro país, siendo España un gran importador del producto porque "la tradicional recogida silvestre ha mermado considerablemente en los últimos años como consecuencia de las malas prácticas llevadas a cabo en la misma, el abuso de herbicidas, los cambios climatológicos o la propia venta sin ningún tipo de control ni garantía para la salud del consumidor", apunta Francisco Javier para explicar el porqué del progresivo aumento de explotaciones helicícolas en España.

Caracoles de Gredos es, así, una de las más de cien granjas de cría de caracol que, según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se distribuyen hoy por toda la geografía nacional y que están proliferando al calor de una "demanda que es real" y que precisa de nuevas incorporaciones para ser atendida.

Manejo complicado

No obstante, advierte este emprendedor abulense, esta nueva actividad agroganadera en ebullición precisa de profesionalización. "Es cierto que la puesta en marcha de una explotación de este tipo es barata en comparación con otras ganaderías, pero el manejo y la comercialización son tareas complicadas", señala al respecto antes de precisar que la helicicultura se ha convertido para él en "una pequeña locura de 24 horas al día, los 365 días del año" en la que hace las veces de "criador, contable, comercial, distribuidor...". De hecho, hace cuatro años se vio obligado a aparcar su trabajo como bombero forestal para hacer las cosas bien y poder dedicarse al 100% a su granja, a un proyecto en el que, además de todo el ciclo completo del caracol –cría, engorde, purgamiento y venta-, también tienen cabida la cría a demanda de alevines para otras granjas; el desarrollo de cursos formativos para futuros criadores, e incluso la comercialización de producto transformado, concretamente de caracoles al natural y caracoles en guiso tradicional, embotados y listos para comer.

Algunos de los productos que vende Caracoles de Gredos.

Su formación universitaria, numerosas visitas a granjas en nuestro país y en Francia, Polonia o Lituania, un Máster Executive en Gestión de Empresas Agroalimentarias y una mezcla de espíritu emprendedor, coraje y valía para la presentación a puerta fría, han convertido, pues, en estos cinco años a Francisco Javier en todo un profesional de la helicicultura y han empujado el crecimiento de su granja hasta una producción anual que ronda las seis toneladas de caracoles para consumo y los aproximadamente 70 kilos de alevines.

Inicios complicados

Los inicios no fueron fáciles porque, como recuerda, las entidades bancarias no estaban muy abiertas a propuestas innovadoras como la suya y porque, a pesar de contar con una ayuda económica europea a través de la línea de fomento de la incorporación de jóvenes a la agricultura, "el planteamiento no es muy correcto, falta agilidad y el dinero tarda demasiado en llegar". Pero, superadas esas dificultades iniciales fundamentalmente económicas, su esfuerzo y sacrificio le permiten ver hoy una explotación en crecimiento que, además, espera dar próximamente un importante salto exponencial en lo que a la producción se refiere; y es que, en la primera mitad de 2018 este emprendedor espera contar con un nuevo invernadero que añadirá una hectárea a los campos de engorde de 5.000 metros cuadrados de los que actualmente dispone.

El objetivo, apunta Francisco Javier, es garantizar más producción propia y depender menos de la de otros a los que hoy compra caracol para surtir a la amplia cartera de clientes que él mismo se ha ganado con visitas a hoteles, restaurantes, pescaderías y tiendas gourmet y con su participación en ferias sectoriales.

Clientes, fundamentalmente de Cataluña, a los que además de caracol fresco limpio, purgado y listo para cocinar, vende también productos de quinta gama. Precisamente en esta línea comercial dará también pronto Caracoles de Gredos un nuevo paso. Y es que, como avanza su impulsor, antes de finales de año espera estrenar en sus instalaciones de Arenas de San Pedro la cocina industrial y la maquinaria con la que comenzará a elaborar sus propias conservas, una nueva tarea que hasta ahora encargaba a otras industrias transformadoras y que espera le permita realizar sus primeras contrataciones permanentes.

Además, a falta de salvar algunos trámites burocráticos, Hong Kong espera a los moluscos de Gredos fruto de un acuerdo comercial que Francisco Javier alcanzó con un cliente proveniente del gigante chino en una de las ferias a las que habitualmente acude y que, reconoce, son un gran escaparate.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 1,27 -0,00 0,00%
FRA 32,41 +0,77 +2,43%
ITA 1,29 0,00 0,00%
GRE 420,96 -30,56 -6,77%
POR 150,33 -2,08 -1,37%

Ecotrader



Evasión

Los retos del turismo espacial

Los retos del turismo espacial



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens