Emprendedores-Pymes

Respuestas lentas y pérdida de productividad: el email no nació para trabajar en equipo

  • El uso del correo electrónico dificulta la comunicación interna
Imagen de Istock

Han pasado más de 40 años desde que el primer correo electrónico fue enviado y hoy por hoy el email es de los mayores avances en comunicación de la historia de la humanidad. No obstante, han surgido nuevos problemas a solucionar derivados de esta herramienta.

Cada trabajador consulta de media el correo cada 7,5 minutos, es decir, 40 veces al día. "Aún así, muy pocos consiguen irse a casa dejando la bandeja de recibidos a cero", apunta Tomás Santoro, CEO de SumaCRM. La razón, apunta, "es que el email no fue creado para la colaboración y, como el trabajo suele ser en equipo, hace que la comunicación se complique".

Problemas de comunicación interna

El 60% de los problemas en las empresas se produce por problemas de comunicación interna, según Peter Drucker, analista y padre del 'management'. Unos problemas que se han agrabado con el uso del correo electrónico, según SumaCRM.

Santoro señala tres aspectos clave en los que más problemas han surgido en el trabajo en equipo por culpa del uso del email:

1. Pérdida de productividad

La consulta constante del email (pendientes de si se reciben correos pidiendo información o respuestas a peticiones de información realizadas) provocan un círculo vicioso de la muerte de la productividad.

2. Difícil seguimiento de las ventas

El gran volumen de clientes que pueden manejar los comerciales dificulta el seguimiento de las ventas por este canal.

3. Mala atención

El email eterniza los tiempos de respuesta, lo que provoca una peor atención al cliente.

Desde la consultora americana McKinsey señalan que las pymes dedican el 65% del tiempo a contestar emails, llamadas o estar en reuniones, lo que implica que se destine la mitad del tiempo a tareas rutinarias y tan sólo el 50% pueda dedicarse a realizar el trabajo en sí. La clave para esta perdida de productividad es, según Adecco, "el problema no está en los distractores a los que estamos expuestos cada día, sino que la clave son las herramientas que pone la empresa a los trabajadores".

Se han tratado de dar muchas respuestas, desde utilizar un Excel compartido a utilizar herramientas de chat, Skype o Slack. "El Excel, a pesar de ser súper útil, no fue concebido para la colaboración en equipo por lo que, aunque soluciona el problema de manera inmediata, genera miles de inconvenientes al poco tiempo; mientras el Skype o Slack tiene el gran problema que tienen todos los chats, ¡las interrupciones!", afirma el CEO de SumaCRM.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias