225250

El éxito de la empresa está en la mente y en las hormonas

Carmen Larrakoetxea / Bilbao
31/01/2014 - 13:03
  • "Hay que ganar en la mente para después ganar en resultados"
Más noticias sobre:
José Carlos Cubeiro, director de IDEO. Imagen de Txetxu Berruezo
Enlaces relacionados

Cómo reducir el estrés



Saber manejar bien la mente y once hormonas pueden ser instrumentos muy útiles para la competitividad empresarial. Este curioso planteamiento lo expuso el experto en liderazgo y director de Ideo, Juan Carlos Cubeiro, en unas jornadas organizadas por la asociación de directivos APD de Bilbao y la Universidad de Deusto.

Para Cubeiro hay once hormonas clave para el directivo que quiere llevar a al éxito su proyecto empresarial. No se trata de dejarse llevar por las emociones, sino de comprender cómo funcionan las emociones que condicionan nuestra forma de pensar -que se regulan biológicamente a través de las hormonas - para convertirlas en aliadas que ayuden al directivo a desarrollar su labor y a la empresa a conseguir sus objetivos. "Primero hay que ganar en la mente y en las emociones para después ganar en resultados empresariales", explica.

Para Cubeiro todo esto tiene mucho que ver con el mundo del deporte: el deportista tiene que preparar su cuerpo (con ejercicio físico, buena alimentación, momentos de relajación y de disfrute) y preparar su mente (pensar positivamente, tener confianza y querer superarse) y, cada da vez más, el mundo empresarial se asemeja al constante reto que ha de superar un deportista. Nadie concibe que un deportista estresado, cansado, pesimista y con baja forma física pueda ganar una competición.

Romper círculos viciosos

Por tanto, sostiene que "hay que romper los círculos viciosos que nos llevan al estrés, al cansancio, al mal humor, al mal ambiente en el trabajo, a perder la creatividad. Por tanto hay que cuidar el cuerpo y la mente. "Hay que salir de trabajar a una hora decente para poder tener tiempo libre, disfrutar y descansar; hay que comer bien para tener energía; y hacer algún tipo de ejercicio físico que nos proporcione bienestar y agilidad", señala.

Todo esto trasladado al mundo de las hormonas , según las entiende Cubeiro, lleva a identificar once de ellas con procesos concretos de la labor directiva.

Para "detectar el talento" están las Endorfinas; para "conseguir que mejore un profesional" destaca la Serotonina; para "presentar los objetivos" a los que se quiere llegar tenemos la Dopamina, para "resolver conflictos" en la empresa la Cortisol; para "cambiar una mala racha" la ayuda está en la Adrenalina; para "prescindir de personas" que no encajan destaca la Acetilcolina; para "gestionar los ambientes" de trabajo la Oxitocina; para "pedir un esfuerzo extra" nos encontramos con la Testosterona; para "celebrar los éxitos" lo mejor es la Norepinefrina; y para "liberar a tu jefe" haciendo equipo con él el apoyo es la Basopresina.

En base a esto, Cubeiro recuerda el peligro que suponen para las empresas los "jefes tóxicos" , que no saben motivar y que desincentivan el sentimiento de pertenencia e implicación de las personas con el proyecto de la empresa. "El directivo tiene que ser un líder, un coach, un entrenador de su gente", señala.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 0






Santander con las pymes


El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines








Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 95,62 +1,18 +1,25%
FRA 24,02 -0,60 -2,42%
ITA 154,61 -1,95 -1,25%
GRE 477,80 +2,20 +0,46%
POR 238,90 -1,24 -0,52%

Ecotrader



Evasión

Piscinas flotantes de infarto

http://www.eleconomista.es/evasion/viajar/noticias/8474744/07/17/.html



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens