Editoriales

Decisión equivocada del Canal de Isabel II

El Canal de Isabel II aprobó ayer la puesta en venta de todas sus filiales en Latinoamérica. La cúpula de la empresa madrileña reconoció que es una "decisión estrictamente política", ahora que la compra de una de esas filiales, la brasileña Emissao, se incluye en el sumario del caso Lezo.

Sin duda, cualquier irregularidad que afecte a estas empresas debe investigarse, pero esa exigencia no justifica una medida tan extrema como ponerlas todas a la venta en bloque. Esa decisión no solo supondrá deshacerse de 13 sociedades que tienen un resultado bruto positivo de más de 40 millones y dan beneficios. Además, implica truncar la internacionalización a la que toda empresa, pública o privada, está abocada si quiere sobrevivir en un mercado globalizado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado