Editoriales

La inmobiliaria del Popular capta el interés

Con una caída en bolsa del 71% durante el año, Popular se juega mucho con Sunrise. Se trata del nombre que recibe el proyecto de crear una inmobiliaria cotizada, separada de la entidad, a la que se destinarán 6.000 millones en activos, que aligerarán el ladrillo del balance del banco.

Hasta el momento, Sunrise ha generado más interés por su emisión de deuda que por la salida a bolsa, ya que el tamaño de la misma no superará los 700 millones. Por contra, el inversor que acuda a la emisión de bonos percibirá un cupón del 3,5% a un plazo de dos años y medio. Esta rentabilidad hace que el proyecto capte la atención de diversos fondos soberanos y hasta cinco bancos de inversión, lo que supone un paso clave para que Sunrise sea viable.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias