La banca volverá a rentabilidades precrisis incluso con unos tipos mucho más bajos

10/11/2017 - 20:58

Se espera que el sector acabe con un ROE del 7,4% este año, incrementándolo en 5 puntos porcentuales desde el año 2012, cuando marcó mínimos históricos. Entre 2017 y 2019 se estima un fuerte incremento de las ganancias que acercará al sector a su beneficio histórico y la espera del alza del precio del dinero prevista para 2019 pilla a las entidades con los deberes hecho.

Durante los últimos años si ha habido un sector que ha sido penalizado por la situación que ha atravesado la eurozona ha sido el bancario. Con el precio del dinero en mínimos históricos, una presión regulatoria creciente, la amenaza de la disrupción y un proceso de desapalancamiento del sector privado, la presión a la que se han visto sometidas las entidades financieras no ha dejado de crecer.

En este sentido, en el año 2012 el ROE medio del sector de la gran banca del Ibex se situaba en el 2%, frente al 7,4% que se espera de media para este ejercicio -excluyendo a Bankinter- y el 8% previsto para 2018. "Desde la gran crisis ha habido una mejora sustancial en el sector", resalta Antonio Cortina, director adjunto del Servicio de Estudios de Banco Santander. Así, recuerda que las ratios de rendimiento "del 8-10% anteriores a la crisis no están tan lejos" y "hay bases para una mejora sustancial en los resultados que deberá traducirse en las valoraciones".

Casi todas las entidades han mejorado su recomendación desde 2012 -aunque ninguna logra alzarse con el consejo de compra, ver páginas de 7 a 10- y los analistas estiman importantes incrementos de beneficio. El consenso espera que este año las 8 cotizadas del segmento en España incrementen sus ganancias un 23%, hasta superar los 15.000 millones. Y que de cara a 2019 suban otro 29%, hasta los 19.600 millones, asomándose a sus resultados históricos. "El mercado sitúa al sector en España como uno de los mejores posicionados ante una subida de tipos, pero estos se mantendrán bajos prolongadamente. El punto de partida es bueno y la normalización monetaria ha comenzado, pero se necesita diversificar los ingresos cuando la principal pata de la banca, como es el margen de intermediación, va a seguir un tiempo bajo presión", resalta Marta Noguer, directora de Información Financiera al Mercado de CaixaBank. De hecho, el mercado ha retrasado la primera subida de tipos hasta bien entrado el año 2019.

En todo caso, Sofía Rodríguez, economista jefe y subdirectora general de Banco Sabadell, pone el foco en la transformación de la banca más allá de la sensibilidad con respecto al precio del dinero: "Ha habido unos años difíciles de rentabilidad del sector por un abanico de motivos. El punto de partida es radicalmente distinto ahora en términos de solvencia, de liquidez, de activos improductivos... para mí ya se han girado todas estas circunstancias que suponían un lastre".

En esta línea, Jaime Hernández, director de Relaciones con Inversores de Unicaja, resalta el esfuerzo realizado por todo el sector. "Se ha pasado de 60 grupos bancarios hace 10 años a 14, de 280.000 empleados a 185.000 y de 40.000 oficinas a 28.000. Tenemos unos bancos muchísimo más fuertes y preparados para afrontar el futuro", subraya Hernández. Gerardo Artiach, director de Gestión Financiera de Bankia, coincide al señalar que en "los fundamentales de la banca ha habido un proceso de mejora sectorial muy acusado".

Con todos estos ingredientes, el sector bancario español cotiza a un PER (veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) de 2018 de 11,5 veces, lo que supone un descuento del 15% con respecto a a las 13,5 veces a las que lo hace el Ibex. Y esta rebaja se extiende a su precio frente a su valor contable: salvo Bankinter todos están por debajo del mismo y algunos -como Unicaja y Liberbank- lo hacen a precios de derribo, a la mitad o menos de su valor contable.

"El problema con los tipos es que siempre parece que va a subir en los próximos dos años y los inversores están cansados y quieren verlo, porque se retrasa siempre", dice Jesús Ruano, director Financiero de Liberbank. "El BCE va muy lento, mucho más lento de lo que se esperaba. Se tiene en mente que en 2019 tal vez se tengan tipos positivos... aún estás cerrando el 2017, por lo que falta un tiempo prolongado", completa Ramón Forcada, director de Análisis y subdirector general adjunto de Bankinter. Rodrigo Díaz, responsable de Mercados de Capitales de Deloitte, cree que cuando se produzca una subida de tipos, "que nadie sabe cuándo será, pero lo que está claro es que está más cerca", la consecuencia será que "comenzarán a mejorar márgenes, a aumentar su valor para el accionista en capitalización y en reparto de dividendo y recuperarán el peso que tenían en carteras".


500 euros GRATIS en comisiones

Abre una cuenta en degiro.es y consigue 500 euros Gratis en comisiones

El Flash del Intradía »

08:45

Preapertura mercado europeo

Se espera una apertura ligeramente al alza en las bolsas europeas para arrancar una semana en la que...