Pictet: "España nos gusta, pero más allá de Merlin no hay un firma doméstica atractiva"

15:50 - 3/10/2017
  • Entrevista con Tomás Pintó, director de inversiones de renta variable europea de Pictet
  • Merlin, BBVA, Gestamp, Orpea y Ellis están entre sus principales ideas de inversión

Cuentan en Pictet que, "desde un punto de vista simbólico y filosófico", era "sonrojante" que una firma de inversión con sede en Suiza, "en pleno centro del Viejo Continente", no pudiera presumir de un fondo de inversión de renta variable europea que batiera sistemáticamente a los índices de referencia. Así fue hasta septiembre de 2014, cuando el español Tomás Pintó y un peso pesado de la casa, Fabio Paolini, recibieron el encargo de reflotar el Pictet-European Equities.

Y tanto que han cumplido con este mandato. El propio Tomás Pintó, que llegó a Pictet tras pasar por Henderson Global Investors y la francesa Capital de Verrazzano, relata que 2015 fue un año muy bueno -alcanzó una rentabilidad del 14,5% frente al 4% que repuntó el EuroStoxx 50-, que en "un complicado 2016" también mejoró el comportamiento del selectivo y que en 2017 va camino de duplicarlo. Aunque, el gestor y director de inversiones de renta variable europea de Pictet AM confiesa que está más orgulloso de lo conseguido el año pasado, un ejercicio muy difícil -el del Brexit y el de la victoria de Donald Trump, entre otros eventos-, en el que "se compensaron las dificultades con la selección de valores", explica.

Un proceso que responde a una filosofía innegociable, según indice Tomás Pintó, quien busca, al frente de un equipo de 11 analistas, que las compañías seleccionadas por el fondo aúnen valor y crecimiento y que sigue un método que va de lo particular a lo general, es decir, de la idea a los diferentes contextos en los que se enmarca: el geográfico, el sectorial o el macroeconómico, "sin que ninguno de ellos dicte la selección final", insiste.

Entonces no preparasteis el fondo para los riesgos políticos que acechaban a Europa a principios de año...

Nos focalizamos más en las ideas. En el fondo, eso te da la flexibilidad de no tener que seguir la moda del mes o la moda del año. Por ejemplo, ante el referéndum que se celebró en Italia en diciembre de 2015, la volatilidad que hubo nos ofreció la oportunidad de entrar en un banco italiano que considerábamos casi un regalo. Incluso, lo compramos antes del evento porque nos daba igual que fuera positivo o negativo. La volatilidad trabaja para el fondo. Tenemos el lujo y la ventaja de ser pacientes.

¿Ningún evento modifica vuestra estrategia? ¿Ni siquiera el Brexit, o el crash chino, o la victoria de Trump?

Cuando ganó Trump, lo que vimos fueron oportunidades. En 2016, con los tres grandes eventos que hubo no sufrimos. Pero claro, este año, que es un ejercicio de más dispersión de valores, donde hay muchas más ventanas, donde hay más oportunidades, es cuando nos encontramos mucho más cómodos.

Pero agradecéis que el mercado reaccione ante ciertos eventos como recibió la victoria de Macron en Francia...

Nosotros siempre hemos sido muy confiados en que el clima político era ya irrelevante para la recuperación económica en Europa. Y eso es muy importante. Lo hemos visto en España, cuando no teníamos gobierno se crecía al 3% o por encima. Italia es otro ejemplo clarísimo. Hay una recuperación clara y ahora va a haber necesidad de inversión, lo que propicia un círculo virtuoso, gracias a que Europa es muy competitiva frente a Estados Unidos, Asia, Japón... Y va a seguir ganando competitividad porque tiene menos presión por el mayor desempleo respecto a otras regiones. Por lo tanto, las presiones inflacionistas malas van a ser menos importantes y eso te da competitividad. ¿Cuánto? En los próximos 3 ó 4 años es muy visible. Yo siempre digo que Alemania es capaz de subir los salarios al 3% durante 3 o 4 años consecutivos porque su competidor no es Estados Unidos, es Asia, donde están subiendo al 10%.

¿Y cómo valoráis la situación concreta de España?

Somos positivos respecto a España, pero nos gustaría encontrar una idea doméstica que no existe. El único negocio doméstico de España que nos convence es Merlin Properties. El resto, imposible. No podemos invertir en televisiones porque no nos creemos el negocio a largo plazo. En supermercados... muy complicado. De los bancos...

Tenéis Gestamp...

Gestamp está en España pero podría estar en Italia. Es una empresa global. Ser español, eso sí, me ayudó a entender su arranque en 1998, siendo una empresa familiar dedicada a los altos hornos que intentó diversificar el riesgo invirtiendo en una empresa de 50 millones de ebitda (beneficio bruto), que hoy gana 1.000 millones, y que ha crecido más que Inditex orgánicamente desde aquel momento. Muy pocas compañías en España pueden decir eso.

¿No valoráis entonces positivamente la exposición de las grandes empresas españolas a Latinoamérica?

Sí, claro. Por ejemplo, Dia. Lo cierto es que es número uno en Brasil y en Argentina. Eso hace 10 años, como valor, hubiese sido una mina de oro. Pero la gran exposición al mercado doméstico, la amenaza del online, la desintermediación...complican su evolución. Sin embargo, si hicieran un spin off de Latinoamérica o si se lo vendiesen a un tercero ganarían un dineral. Seguro. Ahora todo el mundo quiere tener exposición a Argentina y Dia tiene la mayor cadena de supermercados del país. A nosotros, en general, nos gusta el crecimiento, y Latinoamérica te da crecimiento, pero es verdad que ese crecimiento tienes que saber valorarlo.

¿Es lo que os seduce de BBVA?

Nos encanta el crecimiento que consigue a través de México, aunque es cierto que Turquía es una incógnita. La parte digital también nos gusta mucho, lo que pasa es que ahí sí que somos críticos con ellos, por la gran inversión que ha supuesto.

¿Cómo encajas la tensión entre Cataluña y el resto del Estado?

El mercado en seguida vio que no había ninguna garantía que implicara una repercusión internacional. El problema existe, pero a nivel mercado se entendió desde un primer momento que tiene que ver más con el marketing. Nosotros no hemos tomado ninguna decisión que tenga que ver con este evento.

¿Cómo afecta la fortaleza del euro al crecimiento económico en el que confiáis?

La revalorización del euro afecta a los números en Europa y eso son matemáticas. Inditex es uno de los ejemplos más claros. En los últimos meses ha visto sus estimaciones revisadas a la baja un 6-7%. Pero en el porqué de la fortaleza del euro, en el fondo, hay mucho de la solidez de la economía, y eso es bueno. ¿Cómo se contrarresta la apreciación del euro? Como no vas a tener que trasladar tanta inflación a tus empleados, poco a poco lo vas a ir compensando. Son ciclos, y Estados Unidos con un dólar muy fuerte, creció muy fuerte. La economía de la eurozona es mucho más sólida. Los bancos son mucho más sólidos. Y lo vemos en las reacciones. Cuando hay un rescate de un banco italiano o de uno español, el sector ya no sufre. Antes, cundía el pánico, se decía que se iba a acabar el euro... había fuertes caídas... Ahora no.

Pero sí tendréis que contar con el calendario del BCE

Evidentemente, es otra piedra en el camino y también va a influir en el euro. Pero ahora va a haber más inversión y no solo a nivel de las compañías. También más consumo, más ingresos por impuestos y subirá la velocidad del dinero, lo que le va a dar mucha más flexibilidad a los gobiernos, que van a empezar a invertir. El BCE, que evidentemente va a tener que quitar liquidez del sistema, tiene más fácil hacerlo ahora, con esta inversión. Y si hay volatilidad, nosotros aprovecharemos las oportunidades.

El otro gran riesgo es el Brexit...

En este sentido, somos muy negativos. Creemos que no hay tiempo material para que haya negociaciones de sentido común. Somos muy críticos con los plazos, muy críticos con las consecuencias y muy críticos con el momento en el que está ocurriendo todo, lo que hace que no haya oportunidades de inversión muy claras en Reino Unido. Todas las compañías británicas que tenemos tienen poder para trasladar la inflación al consumidor y son agnósticas a la macroeconomía. Son una funeraria, un minorista de hogar, que no está muy ligada a Londres, donde más se van a notar los problemas, y, por último, una compañía que depende de la pirámide poblacional.

Como Orpea en Francia...

Es un buen ejemplo de este tipo de inversión, pero en este caso estamos jugando la pirámide poblacional indirectamente, porque hay otros factores que nos seducen, como su modelo de negocio, su gestión y que es un ejemplo claro de que nunca vas a ver su flujo de caja libre, porque son capaces de reinvertir a igual o mejor tasa de retorno. Están abriendo nuevas residencias y no necesitan subsidios de gobiernos, ya que están dirigidos a un nicho concreto. Y es un modelo escalable. Han entrado en Brasil, están haciendo un proyecto piloto en China... Nos encanta crecer con las compañías. Ellis es un ejemplo parecido en el modelo de negocio. También francesa, pero de lavanderías industriales. Era número cuatro en España, ahora es número uno. En Francia mantiene el liderazgo. También en Portugal, Suiza, Brasil, Chile... donde antes ni existía.


500 euros GRATIS en comisiones

Abre una cuenta en degiro.es y consigue 500 euros Gratis en comisiones

El Flash del Intradía »

13/12

Cierre europeo

Moderados descensos en una sesión en la que lo más destacable ha sido ver como las bolsas europeas h...

13/12

Ecuador de la sesión

Apenas cambios significativos en el ecuador de una sesión en la que lo más destacable es ver como la...

13/12

Pocos cambios esperando a la Fed

Pocas variaciones en las bolsas europeas que esperan a la Fed próximas a los niveles de resistencia ...

13/12

Preapertura mercado europeo

Se espera una apertura con pocas variaciones en las bolsas europeas en una sesión en la que tendremo...