El plan de pensiones se extinguirá sin una fiscalidad óptima

11/09/2018 - 7:33

En las últimas semanas las negociaciones que mantienen PSOE y Podemos sobre los próximos presupuestos generales del Estado han vuelto a poner sobre las mesa cuatro históricas peticiones de la formación morada: subir el IRPF a las rentas más altas, eliminar las sicavs, aumentar las rentas de capital y eliminar las deducciones fiscales por aportaciones a los planes de pensiones.

Según los cálculos de Podemos, con esta última medida el Estado podría ingresar 2.000 millones de euros más aunque la realidad es que la partida de estas deducciones en los últimos presupuestos de 2018 es de 770 millones. Sea como fuere, hay que tener en cuenta que eliminar esa ventaja fiscal que presentan los planes de pensiones (y también los PPA) que permite deducciones en la base imponible de la Renta para inversiones máximas de 8.000 euros anuales o el 30% del salario, no haría sino congelar las ya escasas aportaciones que se realizan a estos productos de ahorro finalistas marcando el principio del fin del plan de pensiones como complemento al ahorro a largo plazo por lo que es de esperar que esa recaudación que haría el Estado por suprimir la fiscalidad iría cada vez más a la baja.

Este contenido es exclusivo para suscriptores de Ecotrader

Suscríbete ahora y disfruta de un mes gratis