Economía

El Tribunal de la UE ordena que las aerolíneas reembolsen la comisión que los pasajeros pagan a los intermediarios si hay cancelación

Foto: Dreamstime.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ha dictaminado este miércoles que, en caso de cancelación del vuelo, las compañías aéreas deben de reembolsar al pasajero no solo el importe del billete sino también la comisión del intermediario que participa en la compra del billete, siempre que la aerolínea tenga el conocimiento de la existencia de dicha comisión.

Así, corresponde a los tribunales nacionales comprobar si el transportista aéreo tiene conocimiento o no de lacomisión que fijan los intermediarios que participan en la compra de los billetes, como es el caso de ciertos buscadores en línea o webs que cargan al cliente con unos gastos extra por realizar la compra del billete desde su portal.

La sentencia dictada por la Justicia Europea recuerda que la normativa comunitaria sobre el derecho de los pasajeros aéreos tiene como principal objetivo garantizar un elevado nivel de protección para los pasajeros a la vez de garantizar un equilibrio entre sus intereses y los de los transportistas aéreos".

Esta decisión tiene su origen tras la demanda de un ciudadano alemán que compró su billete y el de su familia en el sitio web opodo.de, el billete era para un vuelo de vueling Airlines de Hamburgo (Alemania) a Faro (Portugal). El vuelo fue cancelado y la aerolínea española accedió a reembolsarle el importe que había recibido de Opodo (1.031 euros), pero se negó a reembolsarle los 77 euros de las comisiones del sitio web.

Esta decisión tomada por el TJUE no resuelve el litigio nacional, ahora será el Tribunal de los Civil y Penal de Hamburgo quien debe resolverlo de conformidad con las sentencia de la Justicia europea.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.