Economía

Mark Carney extiende su mandato al frente del Banco de Inglaterra hasta enero de 2020

Marke Carney, gobernador del Banco de Inglaterra

Philip Hammond, ministro de Economía del Reino Unido, ha confirmado que Mark Carney continuará como gobernador del Banco de Inglaterra hasta enero de 2020, según confirma la agencia financiera Bloomberg.

Hace unos días, el canadiense Mark Carney, ya se mostró dispuesto a ampliar su mandato al frente de la entidad, que concluye en junio de 2019, para ofrecer estabilidad ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) o Brexit.

Además, Jon Cunliffe extenderá también su estancia en el Banco de Inglaterra como vicepresidente de la institución.

Carney, que dirige la institución desde 2013, compareció hace unos días ante la Comisión del Tesoro de la Cámara de los Comunes, a la que expresó su intención de "hacer lo posible" para apoyar el proceso de salida del Reino Unido de la UE, que entra en vigor el 29 de marzo del año próximo.

El economista, que es el primer extranjero en gobernar el banco central en sus más de 300 años de historia, dijo que ha mantenido conversaciones con el Ministerio de Economía sobre su futuro, e indicó que "pronto" puede haber un anuncio al respecto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.