Economía

Italia promete a la UE cumplir con el déficit, pese al aumento del gasto en 75.000 millones

  • El Gobierno presentará el Presupuesto para 2019 en septiembre
Roma

"Seremos buenos y persuasivos". El vicepresidente del Gobierno italiano Matteo Salvini cambia de estrategia y tras semanas de provocaciones a Europa y a los inversores intenta asegurar que Italia respetará los compromisos presupuestarios. La semana pasada, en un encuentro con los periodistas, Salvini mostró su rostro más conciliador, indicando que los sondeos otorgan a su partido, la derechista Liga, más del 32% de los votos, convirtiéndolo en la primera fuerza política del país transalpino.

"Intentaremos respetar todas las reglas, todos los vínculos y lo compromisos. Podemos hacer crecer este país y mejorar la vida de los italianos sin irritar a los que nos miran desde arriba" dijo, añadiendo que para gobernar durante mucho tiempo "no podemos reventar las cuentas públicas". Salvini prometió sin embargo desmantelar a la reforma de pensiones, aprobar una flat tax (reducción de los tipos de IRPF), lanzar una amnistía fiscal, reducir los impuestos sobre la gasolina, aprobar un grande plan de mantenimiento ordinario y extraordinario de las infraestructuras.

El vicepresidente explicó, en una entrevista al diario Il Sole 24 Ore, que las medidas se aprobarán en el marco del Documento trienal de Economía y Finanzas aunque no explicó como el Gobierno piensa encontrar los recursos necesarios. Los rumores filtrados por la prensa italiana, indican que el Ejecutivo quiere subir hasta el 2% el objetivo de déficit del 0,8% para 2019, fijado por el anterior primer ministro Paolo Gentiloni, obteniendo así 25.000 millones de déficit adicional para financiar el dispararse del gasto público.

Carlo Cottarelli, antiguo director del Fondo Monetario Internacional (FMI) y actual director del Observatorio sobre las Cuentas Públicas de la Universidad Católica de Milán (al que el presidente de la República Sergio Mattarella dio el encargo para formar Gobierno durante el bloqueo postelectoral de las últimas elecciones) calculó que las medidas propuestas por el Gobierno "populista" cuestan 75.000 millones de euros anuales. En una entrevista al diario Corriere della Sera Cottarelli explicó que la reducción de los tipos de IRPF anunciada por la Liga, costaría por lo menos 50.000 millones de euros; las medidas para suavizar la reforma de pensiones, aprobada en 2011 por el Ejecutivo tecnócrata de Mario Monti, valen unos 8.000 millones; la renta básica de ciudadanía, promesa electoral del M5E, por su parte, cuesta 17.000 millones de euros. Cottarelli insiste en que financiar estas medidas a costa del déficit "no tendría sentido porque significaría pedir dinero a inversores que ya pretenden intereses más altos sobre nuestros bonos" e invita el Gobierno a aclarar como financiar las reformas.

Borrador antes de octubre

El Ejecutivo prevé tener listo el borrador de Presupuestos para final de mes y las próximas semanas serán protagonizadas por un pulso entre la Liga y el M5E sobre las medidas prioritarias. Salvini quiere dar una señal al mundo de los negocios y aprobar cuanto antes la reducción de cinco a dos de los tipos de IRPF, por lo menos para empresas y autónomos. El M5E, en su lugar, defiende la introducción de la renta básica de ciudadanía para las familias más pobres. "En Italia hay 5 millones de pobres, ellos son la prioridad de la ley presupuestaria" declaró su líder, Luigi Di Maio, que sigue apostando por no respetar el limite europeo del 3%, pero no parece tener una estrategia para financiar las reformas.

En su programa electoral el M5E prometía "30.000 millones anuales de ahorros, incluidos 1.000 millones procedentes de recortes a los gastos de la política" de los que lleva ahorrados apenas 43 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

mario
A Favor
En Contra

En este periodico salen noticias que ni salen en el mismo pais.El gobierno quiere realizar las reformas prometidas dentro de 5 años. De momento se habla de reformas de 15.000miliones de euro.

Puntuación 2
#1