Economía

Pilotos de Ryanair denuncian en Bélgica reacciones "agresivas" de la compañía

Charleroi (Bélgica), 10 ago (EFE).- Los pilotos de Ryanair en Bélgica se congregaron hoy en el aeropuerto de Charleroi, al sur de Bruselas, durante una huelga de 24 horas en la que denunciaron las condiciones "extremadamente vulnerables" de su trabajo y las reacciones "agresivas" de la compañía.

Bajo el lema "Ryanair debe cambiar. Ahora", una treintena de pilotos reclamaron la mejora de sus condiciones de trabajo y la aplicación total de las leyes laborales de Bélgica en sus contratos, realizados según la legislación de Irlanda, donde Ryanair tiene su sede.

Los pilotos con base en Bélgica reclaman concretamente su derecho a la antigüedad y la posibilidad de tener derecho a paro en el país.

Según argumentó a Efe el presidente de la Asociación Belga de Pilotos (BeCA), Alain Vanalderweireldt, debido a sus condiciones contractuales actuales, los trabajadores de Ryanair son "extremadamente vulnerables en cualquier circunstancia que suponga un desacuerdo con los empleadores".

Se trata de la primera protesta conjunta que efectúan los pilotos en la historia de la compañía que, según el dirigente gremial, se niega a escuchar sus demandas contractuales con seriedad después de meses de negociaciones sin "ningún compromiso".

"Las reacciones de Ryanair hasta ahora han sido muy agresivas", añadió, y consideró que "es el mejor momento" para que la compañía "cambie toda su política y adecúe su método de gestión a cómo debería ser una aerolínea moderna".

Los pilotos defendieron que invertir más tiempo y cuidado en los trabajadores no requiere una subida drástica de los precios que repercuta en el consumidor y aseguran no atacar el modelo de negocio de la empresa.

La aerolínea canceló hoy un total de 104 vuelos en Bélgica, 82 en el aeropuerto de Charleroi y 22 en el de Zaventem, al norte de Bruselas, que se prevé que afecten a cerca de 14.000 pasajeros.

"Todas las compañías tienen sus derechos, pero la verdad es que al final siempre acaba pagando el turista, la persona que utiliza el servicio", dijo a Efe José Torres, un viajero español que ha sufrido una cancelación, aunque la compañía le ha ofrecido una alternativa para volar hoy.

La jornada en el aeropuerto de Charleroi, donde operan principalmente compañías de bajo coste -entre ellas Ryanair- no fue caótica pese al gran número de cancelaciones, dado que la compañía había advertido con anterioridad a los pasajeros.

La llamada a la huelga de los pilotos se produce tras los paros de tripulación de cabina de los pasados 25 y 26 de julio en Irlanda, Portugal, Italia, España y Bélgica.

"El problema de Ryanair es que ellos quieres poner la condiciones en todo momento, no quieren escuchar (...), y esto es muy difícil para nosotros", aseguró una azafata que participó en el parón de julio.

La trabajadora teme las posibles represalias que pueda tomar Ryanair contra los huelguistas tras varias presuntas comunicaciones internas por parte de la dirección y espera que la empresa reanude la negociación con los empleados "a lo largo de este mes".

La huelga se hizo en conjunto con sindicatos irlandeses, suecos y alemanes, que estiman que la convocatoria afecte a un total de 67.000 pasajeros, una cifra que Ryanair sitúa en torno a los 55.000.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado