Economía

Si Trump cumple todas sus amenazas, "el arancel medio de EEUU alcanzará niveles no vistos en medio siglo"

  • "Esto es un importante riesgo para la actividad económica mundial"
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo

Los riesgos para el crecimiento mundial están aumentando ante la brusca caída de la confianza de los agentes, que ven como el riesgo que supone el proteccionismo y la amenaza de unos aranceles más altos en Estados Unidos, comienzan a materializarse, según explica el Banco Central Europeo este jueves en su boletín económico mensual.

"Los riesgos a la baja para la economía mundial se han intensificado, en un entorno de adopción de medidas y de amenazas de aumentos de los aranceles por parte de Estados Unidos, así como de posibles represalias de los países afectados", sentencia el BCE en el boletín económico.

Cronología de la disputa comercial

La primera subida de los aranceles estadounidenses a las importaciones chinas entró en vigor el 6 julio, y está previsto introducir más aranceles, al mismo tiempo que las autoridades chinas también han comunicado su intención de tomar medidas de represalia.

Simultáneamente se han comenzado a aplicar las medidas adoptadas por la Unión Europea y Canadá en represalia por los aranceles impuestos previamente sobre el acero y el aluminio. "La Administración de Estados Unidos también ha iniciado una nueva investigación sobre las importaciones de automóviles y de componentes de automóviles que, en caso de culminar en la adopción de medidas proteccionistas, podría afectar especialmente a Canadá, Japón, México y Corea del Sur, así como a importantes economías de la Unión Europea", destaca el informe del Banco Central Europeo.

¿Y si Trump cumple?

La complejidad de las cadenas de producción podría amplificar aún más los efectos adversos del proteccionismo para la economía mundial. "En conjunto, si todas las amenazas de medidas se hicieran realidad, el arancel medio aplicado por Estados Unidos aumentaría hasta niveles no observados en los últimos 50 años. Estas circunstancias constituyen un importante riesgo para las perspectivas de comercio y actividad mundiales a corto y a medio plazo".

Además, las condiciones financieras se han endurecido en los países emergentes "en un contexto de aumento de la inflación y de las tensiones en el mercado de trabajo en EEUU". Esto ha provocado que la Reserva Federal tenga que revisar al alza su hoja de ruta sobre las subidas de tipos, lo que ha insuflado fuerza el dólar y ha provocado grandes tensiones en algunas economías emergentes como Argentina, que tuvo que pedir ayuda al Fondo Monetaria Internacional. 

Algo similar está ocurriendo en Turquía, que con la inflación cerca del 16% y la lira profundizando en sus mínimos históricos, podría plantearse pedir un rescate al Fondo Monetario Internacional (FMI) para detener esta sangría que esta desestabilizando las finanzas del país.

Todos estos sucesos que por separado no presentan un riesgo excesivo, unidos pueden generar un endurecimiento global de las condiciones financieras, que podría afectar a los agentes más endeudados.

El BCE sigue a lo suyo

En su reunión de hace dos semanas, el BCE no hizo cambios en su política monetaria, manteniéndose vigente el fin del plan de compra de bonos para finales de este año, mientras que la subida de los tipos se producirá en principio por primera vez en otoño de 2019, si se cumplen las expectativas de los economistas de la institución.

No obstante, el BCE cree que incluso aunque estén aumentando los riesgos externos, el crecimiento en la zona euro parece ser sólido y los indicadores a corto plazo apuntan a una expansión sólida y generalizada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.