Economía

El euro se hará viejo sin volver a máximos

  • La divisa común marcó máximos históricos el 15 de julio de 2008, situándose por encima de 1,60 dólares
  • Una década después, la moneda cotiza un 27% por debajo y no se prevé que vuelva por sus fueros

En el verano de 2008, con un euro que todavía no había cumplido su primera década de vida, la divisa comunitaria lograba un hito que no se ha vuelto a repetir: durante una jornada, el día 15 de julio, el precio de la moneda europea batía los 1,60 dólares por primera vez en su historia, un hito que no duró demasiado, ya que el cruce cerró ese día en los 1,59 dólares por euro. Han pasado 10 años, tan convulsos que incluso ha habido momentos en los que la supervivencia de la moneda europea se ha puesto en duda, como ocurrió durante la crisis de deuda europea, en la que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), tuvo que acudir al rescate, en verano de 2012, para asegurar la superviviencia de la divisa, con su discurso "haré lo que sea necesario para salvar al euro y, créanme, será suficiente".

Diez años después de los máximos, la moneda cotiza en los 1,17 dólares, casi un 27% por debajo de los 1,60 dólares, un nivel que los expertos descartan que se vaya a volver a ver, al menos durante los próximos años, a pesar de que, en general, se esperan subidas para la divisa europea frente al billete verde: entre las 32 firmas que recoge Bloomberg que han lanzado previsiones para el cruce durante el último mes, de cara al año que viene la más alcista que se puede encontrar es la que lanza Scotia Bank, que ve al cruce en 1,35 dólares durante el próximo ejercicio. Los más bajistas de la lista, Rabobank, lo ven ese año en 1,11 dólares.

Las opiniones son dispares para el par, en un momento en el que hay muchas variable sobre la mesa que pueden llevar a la divisa a moverse en uno u otro sentido. La política monetaria es clave y, de momento, la Reserva Federal (Fed) se encuentra en un proceso de aumento de tipos de interés, mientras el BCE aún no ha comenzado a subirlos, y se conforma con ir retirando su programa de compras de deuda, una combinación que, según muchos expertos, en principio es alcista para el dólar. Sin embargo, las políticas que adopten los grandes señores del dinero no son el único factor susceptible de mover a la moneda que se ha de tener en cuenta: la política en Europa atraviesa un momento convulso, con un auge de los partidos euroescépticos en países como Italia. Tampoco se debe desdeñar el impacto de la política comercial de Trump, o los problemas que están viviendo los emergentes.

La opinión de los expertos

Jesse Cohen, analista de Investing.com, tiene una perspectiva todavía más bajista que Rabobank para la divisa: "En mi opinión, desde los niveles actuales el euro se va a ir mucho más abajo frente al dólar, y lo veo en los 1,05 dólares para el año 2020", señala. El experto justifica su opinión al destacar que "el BCE va a tener que retrasar su proceso de normalización monetaria, debido a eventos macro negativos y el desarrollo de la política durante los próximos 12 a 18 meses. Creo que la Reserva Federal y su política monetaria agresiva va a ser el factor clave, presionando al alza al dólar frente al euro", explica el experto.

Como Scotia Bank, las previsiones que maneja el banco estadounidense Citi apuntan a una recuperación del euro hasta alcanzar los 1,35 dólares en el largo plazo. La firma señala cómo "el euro dólar ahora parece atado a un rango entre los 1,15 y los 1,18 dólares. Los catalizadores que podrían generar debilidad para el euro incluyen debilidad económica en China, posiblemente relacionada con la guerra comercial, el impacto de los estímulos fiscales en EEUU y la debilidad de los mercados emergentes", explican. Por otro lado, los escenarios que podrían apoyar al alza a la divisa europea incluyen la estabilización en las previsiones de crecimiento para la eurozona y su impacto en las expectativas de tipos del BCE, además de un posible impacto negativo en la economía estadounidense por el proceso de normalización monetaria de la Fed, y el aplanamiento de la curva de la deuda americana". Otro problema que podría lastrar al dólar, según Citi, es "un impacto negativo en la economía norteamericana por la política comercial de EEUU".

Trump quiere un dólar débil

El elemento clave más reciente para el futuro de la divisa es la intención de Donald Trump de depreciar al dólar, con la intención, parece, de reducir su déficit comercial, en un momento de auge en las tensiones comerciales con China y la eurozona. "El dólar es demasiado fuerte, y en parte es culpa mía, porque la gente tiene confianza en mi", declaró en abril. Ahora, su injerencia esta semana en los asuntos de la Fed, al señalar que no le gusta que el organismo suba tipos, amenaza con presionar al dólar a la baja. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

O no ?
A Favor
En Contra

El eur tb estuvo a 0,82 en su min contra el dólar.

Botella medio llena o medio vacía ?

Cuando pasó de ECU a EUR, fijaron el cambio en 1,19 creo recordar, o sea, +- como está ahora.

Qué pretenden con estos artículos ??

Puntuación 1
#1
Usuario validado en elEconomista.es
da-yana-maria
A Favor
En Contra

Un euro fuerte también implicaría menos exportaciones.

No obstante, si no hubiera tantas instituciones por triplicado y en contradicción (politicastros, jueces..) otro gallo cantaría

Puntuación 3
#2
Finselscollons
A Favor
En Contra

Vamos a ver

En 1953 (cuando el Francu ese, el malo de la película según la brigada de progresitas políticamente correctos, gobernaba) un Franco Suizo costaba 14 pesetas.

Ahora cuesta 140 pesetas.

En décadas de "democracia" inflación, cachondeo, deuda e impresión de dinero se ha producicdo una devaluación de 10 veces y un consiguiente empobrecimiento relativo.

Es así el futuro de Europa...devaluar y empobrecerse en relación al exterior.. que eso genera menos envidia y es políticamente más vendible que hacer reformas, recortes y ajustes.

Puntuación 2
#3
MARDITO EURO...
A Favor
En Contra

Desde el año 2000 todo ha sido cuesta abajo, para el consumidor y para las empresas, salvo los "amigos" de las subvenciones y de los políticos; todo era mucho mas fácil con las pesetas y la gente, en general, gastaba más y más alegremente. ¿O no?.

Puntuación 0
#4