Economía

Bruselas investiga la compra del negocio de nailon de Solvay por parte de BASF

La Comisión Europea ha anunciado este martes la apertura de una investigación en profundidad sobre la compra del negocio global de nailon de Solvay por parte del grupo químico alemán BASF al sospechar que puede reducir la competencia en la cadena de suministro de este producto.

BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

El Ejecutivo comunitario ha explicado que la transacción "crearía un actor importante en el mercado de componentes de nailon cuyo tamaño duplicaría el de su competidor más cercano". Además, la entidad resultante "controlaría partes sustanciales de los mercados comerciales y de las capacidades de producción en todos los niveles de la cadena".

"Además, ningún otro actor estaría integrado totalmente de forma similar en la cadena de producción. Los competidores por tanto dependerían de la entidad fusionada para continuar suministrándose de uno o más materias primas esenciales", remarca Bruselas en un comunicado.

En consecuencia, la Comisión Europea cree que la operación podría reducir la competencia y elevar los precios debido al "poder" de la compañía resultante en el mercado de componentes de nailon, así como a sU "posición reforzada en la cadena de producción".

La investigación inicial llevada a cabo por los servicios de Competencia del Ejecutivo comunitario también ha mostrado que los competidores temen que la entidad fusionada deje de suministrarles productos "esenciales".

"El nailon se usa en productos diarios como ropa o calzado deportivo. Pero también es una materia prima industrial esencial, por ejemplo para que motores de los coches sean menos pesados. Sin embargo, pocos fabricantes suministran elementos esenciales para producir diferentes productos de nailon, por lo que necesitamos evaluar detenidamente si la adquisición conducirá a mayores precios o menos capacidad de elección", ha explicado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La transacción fue notificada a la Comisión Europea el pasado 22 de mayo y Bruselas dispone ahora de un plazo de 90 días --hasta el 31 de octubre-- para tomar una decisión. El Ejecutivo comunitario ha destacado, no obstante, que la apertura de la investigación no prejuzga el resultado final de la misma.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado