Economía

La tasa de desempleo en las ciudades de China cae al 4,8% en mayo

La tasa de desempleo en las zonas urbanas de Chinas se situó en el 4,8 % en mayo, lo que supone un descenso de 0,1 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año anterior y frente a abril, según informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) del país.

"La estabilidad continuó en el mercado laboral de China en mayo, con un nivel de desempleo relativamente bajo", informó la ONE, que dijo que en un total de 31 ciudades el desempleo se mantuvo en el 4,7 %, una décima inferior al dato de mayo de 2017 y sin cambios respecto al último mes.

Esta tasa de desempleo en las urbes del país se calcula teniendo en cuenta el número de personas sin trabajo que participan en una encuesta de la ONE, incluyendo a trabajadores migrantes.

Esta forma de medición se empezó a utilizar en el año 2014 para reflejar de forma más precisa la situación del mercado laboral en el país y sirve como complemento a los datos que recoge el Ministerio de Seguridad Social y Recursos Humanos.

Desde abril de este año, la ONE difunde los datos mensuales recabados en sus encuestas con el objetivo de mejorar el control y ofrecer información a los legisladores en materia de empleo.

Las zonas urbanas de China representan algo más de la mitad de la población nacional y tienen un nivel de desarrollo mucho mayor que el de las áreas rurales, por lo que el dato de desempleo en estos lugares no refleja al conjunto del país.

Además, la cifra de desempleo urbano siempre ha despertado muchas dudas, porque incluso en 2008, cuando por la crisis económica alrededor de 20 millones de migrantes rurales perdieron su trabajo en las fábricas de compañías exportadoras del país, el indicador de paro se mantuvo siempre en el entorno del 4%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.