Economía

Dombrovskis demanda al Gobierno bajar el déficit y ampliar las reformas

  • Añade que hay tiempo para que el nuevo Gobierno cumpla con el esfuerzo
  • El vicepresidente de la CE ha participado en las jornadas de elEconomista
El vicepresidente de la CE en la jornada ' Retos y oportunidades de la banca', organizada por elEconomista. | Elisa Senra

La música del nuevo Gobierno suena bien en la UE. Pero Bruselas quiere ver la letra que pondrá el equipo de Pedro Sánchez a su gestión económica. Por eso, el vicepresidente de la Comisión Europea para el euro, Valdis Dombrovskis, escondió el viernes un mensaje claro al expresar su satisfacción con el espíritu pro-europeo y el compromiso con la estabilidad presupuestaria del flamante Ejecutivo.

En la jornada organizada por elEconomista, antes de que se celebrara el primer consejo de ministros de la era Sánchez, Dombrovskis indicó que "es importante que [el Gobierno] continúe con la trayectoria de políticas fiscales y macroeconómicas robustas y con las reformas estructurales para mejorar la competitividad de la economía española".

En este sentido, el letón saludó que Sánchez haya indicado que mantendrá las cuentas del PP, que aún tienen que recibir el visto bueno del Senado. Recordó que el Ejecutivo comunitario ya concluyó el pasado mes que el borrador presupuestario respetaba "en líneas generales" el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Con esas cuentas, Bruselas espera que el déficit se vaya hasta el 2,7% del PIB, incluida la subida de las pensiones, muy por encima del objetivo marcado del 2,2%.

Pero a pesar de este desvío, la Comisión no quiere alzar la voz porque España continúa encarrilada para cerrar el año por debajo del 3% de déficit, con lo que se convertiría en el último país de la UE en salir del procedimiento de déficit excesivo. Un hito que Bruselas celebrará justo en el décimo aniversario de la caída de Lehman Brothers, que creó un tsunami económico que a punto estuvo de desgarrar la eurozona.

"Es importante mantener los principales parámetros de este presupuesto", como así indicó que hará el nuevo presidente del Gobierno, recalcó Dombrovskis.

Avisos a futuro

El comisario no mandó ningún recado urgente al equipo económico socialista para corregir el patinazo fiscal. Pero ya indicó avisos para las cuentas de 2019 que Sánchez quiere preparar. Como ya hiciera el pasado mes, recordó que nuestro país tendrá que cumplir con el esfuerzo fiscal a medio plazo para mantener las cuentas saneadas, una vez que la economía española salga de la zona roja de la UE. "Para el próximo presupuesto nuestra recomendación es continuar reduciendo el déficit y mejorar el equilibrio estructural un 0,65%". Un esfuerzo que representaría 7.000 millones de euros. Pero la Comisión de momento no aprieta, menos aun cuando el nuevo Gobierno aun no ha empezado a funcionar. Por eso Dombrovskis añadió que hay "suficiente tiempo" para prepararlos y discutirlos.

Tal y como señaló este viernes el responsable comunitario, el recado queda para los presupuestos para 2019, y que según las reglas de la UE tendría que enviar a Bruselas para mediados de octubre.

Pero la exigencia de ajustes de otros años cuando estábamos en el procedimiento de déficit excesivo pasa ahora a ser una recomendación para cumplir con estos esfuerzos, como parte de las directrices más laxas del brazo preventivo del Pacto de Estabilidad.

Dombrovskis dejó claro que la Comisión no está por la labor de apretar demasiado las tuercas a la cuarta economía de la eurozona, sobre todo cuando el gobierno populista de Italia ha prometido ponerle las cosas difíciles a Bruselas. Además, a Bruselas le preocupa el impacto económico que puede tener la incipiente guerra comercial con EEUU, desatada por los aranceles al acero y aluminio europeos impuestos por Donald Trump.

El esfuerzo estructural será la principal preocupación para las autoridades comunitarias al mirar a la economía española a partir del próximo año. Y España siempre ha tenido un problema para cumplir con estas metas. Para 2018, el ejecutivo comunitario pedía un esfuerzo del 0,5% del PIB. Sin embargo las cuentas han terminado siendo ligeramente expansivas.

Aunque de momento ceda algo de espacio, la Comisión apretará antes o después por este flanco, porque a la institución le preocupa la abultada deuda pública española del 98% del PIB .

Buena relación

La responsable de cumplir con la disciplina de la UE será la nueva ministra de Hacienda, Maria José Montero, aunque se espera que sea la responsable de Economía, Nadia Calviño, la que represente al Gobierno en el Eurogrupo y el Ecofin. Dombrovskis comentó que conoce "muy bien" a Calviño, quien pasó 12 años en la Comisión, y desde 2014 era la directora general del presupuesto comunitario.

Calviño sí será la representante del Gobierno para avanzar en las grandes reformas de la unión económica y monetaria, cuyo futuro se podría clarificar a partir de la cumbre europea de finales de este mes.

Dombrovskis recordó que nuestro país siempre ha sido un aliado en el debate sobre la profundización de la eurozona. Y se mostró confiado en que continuará contando con el apoyo del Gobierno español para reforzar la zona euro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado